Productores del interior defienden política de gobierno que aseguran “nos dignificó”.

"Si no hubiera sido por ellos, no estaríamos llegando a la altura en la que estamos”, sostuvieron.
Presidentes y miembros en general de distintas asociaciones de pequeños productores ganaderos de las zonas del bañado La Estrella, defendieron de manera tajante la “firme intervención” del gobierno provincial a favor de este segmento productivo, significando que “nos dignificó como personas”, no sin marcar que “nos libramos de especuladores y tenemos grandes expectativas en mejorar nuestros ingresos y calidad de vida”.

Ramón Echazu, presidente de la Asociación 6 de Enero, la cual aglutina a pequeños productores del paraje La Diosa, situada a escasos kilómetros del vertedero de la obra hidrovial de la ruta 28, subrayó como de manera progresiva “vamos mejorando, y para ello es muy importante todo lo que está haciendo el gobierno. Si no hubiera sido por ellos, no estaríamos llegando a la altura en la que estamos”, sostuvo, para recordar que “antes vivíamos mal, la crecida del bañado nos inundaba, aislaba y mataba nuestros animales, pero ahora la cosa se ha modificado para bien”.

“Tenemos caminos, corral comunitario, pasturas y se nos ha pagado por nuestros animales que están siendo engordados y que en algún tiempo mas somos optimistas que los venderemos a un mejor precio”, sostuvo, para destacar que “las obras de gobierno y la política orientada a nuestra producción ha sido fundamental para todo esto”.

También Echazú fue terminante al opinar en torno a afirmaciones críticas hacia la política de gobierno que se aplica en esa zona por parte de dirigentes opositores: “No es así, es algo que demiento totalmente, no es verdad todo lo que uno lee por lo diarios”, afirmó.

“Por ejemplo, lo que hace el Gobierno respecto de la comercialización de los rodeos o los remates son beneficios que quedan para los productores. Años atrás llegaba la creciente y el agua nos mataba las vacas, no había compradores, los terneros se morían de flacos… ahora se nos da una gran mano para poder realizar nuestro trabajo, sacar estos animales y que no se mueran en el agua. Esto nos venía pasando todos los años y ahora por ejemplo llegamos a un acuerdo (con la esfera oficial). Ellos nos brindan esa posibilidad, nos hacen un adelanto de dinero, llevamos a los terneros a los campos de pasturas porque el animal que llega al agua se muere”, graficó.

En esa misma tónica, Hilda Montenegro, tesorera de la asociación, sostuvo que “si seguimos como hasta ahora, próximamente tendremos la suerte de que nuestros animales sean clasificados aquí y los entregaremos porque vamos a tener nuestras pasturas, merced a la ayuda del gobierno. Nosotros queremos trabajar acá, que nuestros hijos se queden y que estudien en la zona… vamos a salir adelante”, afirmó, para coincidir con Echazú en tono optimista que “ver a nuestros animales engordar cuando antes se morían, y con esperanzas de obtener mejores precios en los remates, es algo que nos alienta en todo sentido”.

“Chau especuladores”

Román Montenegro, otro pequeño ganadero de la zona, y conocedor de la tarea sanitaria animal, no sólo rememoró en torno a las severas pérdidas de animales producto de los desbordes del bañado, sino también como en épocas como estas “no había compradores, estaban sólo los especuladores o usureros de afuera que venían y nos los sacaban a veces por nadaa nuestros animales. Y nosotros, para no verlos morir, estábamos obligados a venderlos a esa gente”.

Marcó el contraste de lo que sucede actualmente: Ahora no es así, con la ayuda que nos da el Gobierno provincial esos usureros se quedan mirando y nosotros tenemos la posibilidad de venderlos a los mejores precios y la mejor calidad. Hoy le podemos decir ‘chau’ a los intermediarios, a los usureros”.

David Palomo, presidente de la Asociación de Productores del Río del Norte, situados justamente al norte del bañado La Estrella, al oeste de la ruta 28, admitió que sus recelos iniciales han quedado atrás y que se dio cuenta que a través de la organización están pudiendo dar pasos de progreso en varios aspectos.

Aludió a que su organización está compuesta por 25 productores y se van sumando más. “Prácticamente somos todos ganaderos, y si bien tenemos pocas experiencias comparados a otros, nuestros primeros pasos de manera organizada está andando muy bien.

“Como muchos otros que somos nacidos y criados en el oeste, todo esto nos ayuda a que podamos desarrollarnos y mejorar nuestras actividades, que éstas sean más rentables gracias a este trabajo mancomunado entre las asociaciones campesinas y el Gobierno de la provincia”.

“Ya tenemos claros ejemplos que esto sirve mucho, por eso tengo la firme convicción de que estas acciones se deben seguir realizando. ¡Son tan necesarias! Hemos recorrido diversos lugares y a través de las asociaciones hemos podido conseguir el camino para llegar con nuestras inquietudes al Gobierno y poder transmitir nuestras necesidades”, aseveró.

Significó que “ya tenemos varios logros, porque en principio la gente del Instituto de Tierras Fiscales ha trabajado conjuntamente con las asociaciones para ir ordenando la tenencia legal de la tierra. Los productores tenemos distintas necesidades: algunos necesitamos pasto y otros, agua… pero el objetivo es ir cubriendo lo más prioritario, y confiamos en que seguiremos progresando”.

Comentá la nota