Productores exceptuados de juicios e impuestos

El ministro de la Producción saliente, Alfredo Aun, confirmó el beneficio para los productores en Corrientes que dispone la reciente Resolución General 2723 de la Administración Federal de Ingresos Públicos -AFIP-, que implementa beneficios con excepciones y aportes para las explotaciones que se encuentren en zona de emergencia o desastre.
La medida establece la suspensión de las ejecuciones judiciales fiscales, el diferimiento del pago de impuestos a las ganancias, la ganancia mínima presunta, los bienes personales y la contribución especial sobre el capital de las cooperativas

Alcanza a los monotributistas del agro, para quienes el beneficio consiste en la reducción del componente impositivo de hasta 50% para quienes se encuentren en zona de emergencia y de hasta el 75% para quienes estén en zonas de desastre

El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, dispuso, además, que aquellos productores que hayan tenido que realizar ventas forzosas de hacienda -tanto bovina, ovina, caprina o porcina- podrán deducirlas del pago del Impuesto a las Ganancias.

La Resolución firmada ayer alcanza a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Salta, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, La Pampa, Catamarca, Santa Cruz y Corrientes. En total, el estado de Emergencia Agropecuaria abarca a 104,3 millones de hectáreas de las 180.345.568 que en el país.

Hay 30 días para solicitar los beneficios en las provincias que tienen declarada la emergencia o el desastre agropecuario. Para acceder al beneficio, los productores deberán dirigirse a las dependencias de la AFIP y presentar el certificado provincial que acredite identificación del productor y el establecimiento que están incluidos dentro de la zona de emergencia o desastre.

Además, deberán consignar la calidad de titular, locatario o arrendatario de una explotación agropecuaria.

Los productores deberán demostrar a través de una nota -que tendrá carácter de Declaración Jurada- que la explotación afectada constituye su actividad principal. La Ley Nº26.509 establece que la actividad principal es la que genera más del 50% de los ingresos brutos totales del último ejercicio anual, cerrado con anterioridad al período de emergencia o desastre.

La medida fiscal se tomó en función de los largos períodos de sequía que sufrieron amplios sectores productivos de la provincia, en particular, y de todo el país en general. Cabe destacar que los temporales de las últimas semanas trajeron alivio a la cuestión del déficit hídrico pero la mucha cantidad de agua caída en poco tiempo también provocó daños.

Comentá la nota