Productores entrerrianos quedaron excluidos de la suspensión de juicios.

La AFIP resolvió la suspensión de la ejecución fiscal para ruralistas en emergencia por la sequía, pero no se contempla a Entre Ríos. "Es un error burocrático", dijo Alfredo Bel.
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) determinó la suspensión de los juicios de ejecución fiscal para los productores agropecuarios de las provincias afectadas por la sequía. Entre ellas no figura Entre Ríos, pero desde el sector aseguraron que se trató de un "error burocrático"

La resolución fue rubricada esta tarde por el titular del organismo, Ricardo Echegaray, quien destacó "el importante esfuerzo fiscal" que reviste la aplicación de la Emergencia Agropecuaria para los afectados por la persistente sequía.

"Con esta medida, implementamos la suspensión de las ejecuciones judiciales fiscales, el diferimiento del pago del impuesto a las ganancias, la ganancia mínima presunta, los bienes personales, y la contribución especial sobre el capital de las cooperativas", detalló el funcionario.

La medida alcanza también a los productores que son monotributistas. Para ellos el beneficio es la reducción a la mitad para quienes se encuentren en zona de emergencia y de hasta el 75 por ciento para quienes estén en zona de desastre.

La AFIP dispuso además, que aquellos productores que hayan tenido que vender de manera forzada hacienda, podrán deducir el pago del Impuesto a las Ganancias.

La medida alcanza a los productores de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Salta, San Juan, Santa Fe, Santiago del Estero, La Pampa, Catamarca, Santa Cruz y Corrientes.

En total el estado de Emergencia Agropecuaria abarca a 104,3 millones de hectáreas de las 180,3 millones del país, alrededor del 57,7 por ciento de las explotaciones agropecuarias

Entre Ríos, afuera

Entre Ríos es una de las provincias que no está incluida dentro de este beneficio. En realidad se trata de "un error burocrático", según calificó Alfredo Bel, delegado de la Federación Agraria de Paraná.

El dirigente entrerriano admitió que los productores de la provincia gozan de "una prórroga que se extiende hasta el 31 de diciembre". La misma se acordó en julio de 2009, en el marco de la firma de un decreto.

"Se necesitaban realizar unos trámites, aunque vamos a avanzar en la discusión de este tema durante la movilización que se realizará mañana en Buenos Aires", sostuvo. Del mismo modo aseveró: " Según nos explicó Roberto Schunk, secretario de Producción de la Provincia, se trata de un problema de carácter formal".

Comentá la nota