Los productores entrerrianos en alerta

Permanecen en un "estado deliberativo continuo", dijeron desde la FAA. En la provincia hay un clima de “insatisfacción”, a pesar de que se inició el diálogo entre el campo y el Gobierno.
Los productores entrerrianos permanecen en un "estado deliberativo contínuo", pero sin llegar a tomar acciones de protesta que reflejen el clima de "insatisfacción" de los ruralistas.

Así lo dijo Nicolás Matiauda, productor y allegado al líder ruralista Alfredo De Angeli, director de la Federación Agraria de Entre Ríos.

Según el dirigente, la frase más utilizada por De Angeli es "esperemos un poco" ante el reclamo de sectores de la producción que quieren activar medida de fuerza.

De Angeli mantiene en un "virtual corralito" las ansias de los productores que sienten que "no pasa nada", pero que también aguardan que la próxima reunión entre el Gobierno y el agro, el próximo martes, arroje algún tipo de luz.

La posibilidad de que con la cosecha aparezcan "vencimientos bancarios" en Entre Ríos activa la ansiedad, confió Matiauda desde Gualeguaychú.

De Angeli, acompañado del dirigente Eduardo Micheloud, inauguró una nueva filial de FAA en la localidad de Bovril.

La protesta "entrerriana" está contenida pero latente, pero pueden existir desbordes aislados como en Hasenkamp donde hasta el lunes al mediodía productores mantuvieron tomada la sucursal del Nuevo Banco de Entre Ríos, S.A.

Danilo Calé, otro productor agropecuario cercano a De Angeli, dijo que el "gobierno no dio nada, solo repitió los viejos anuncios que en su momento efectuó la presidenta: un subsidio de 10 centavos a los lecheros, cuando antes no cumplieron con el acuerdo de un peso el litro de leche".

"Se anunció una ley de carnes que no sabemos de que se trata y un 50 por ciento en la disminución de las retenciones a las economías regionales que es para los pocos exportadores del rubro", analizó. Calé manifestó que Gualeguaychú apoya a la Mesa de Enlace: "habrá que esperar la próxima reunión y tratar en lo posible de calmar una lógica ansiedad del sector productivo".

También lamentó que no se hablado de retenciones: "es el punto clave y lo que le puede poner plata en los bolsillos a los productores". "De esta manera pueden volver a sembrar y mover la economía de los pueblos del interior", dijo Calé.

Gran interés en adherirse a la emergencia

Unos 500 productores entrerrianos han hecho hasta las presentaciones para adherirse a la emergencia decretada por el Gobierno para la producción agrícola de soja y sorgo y a la situación de desastre para el maíz, respectivamente. El titular de la Dirección de Agricultura, Fernando Arbitelli, estimó en que en los dos días que quedan de plazo para realizar la inscripción se redondeará una cifra cercana al millar, es decir casi la mitad de las explotaciones que tiene Entre Ríos.

La mayoría de los productores son del centro oeste y el sur de la provincia y presentaciones de adhesión fueron concretadas a raíz de la emergencia o desastre agropecuario, decretado por el Gobierno para el sorgo y la soja y el maíz, respectivamente, el 19 de enero pasado, determinación que fue avalada por las autoridades nacionales poco después. “Esperamos que entre hoy (miércoles) y el viernes -fecha tope para la inscripción- entren muchos más. Creemos que de las 2.000 o 2.500 explotaciones agropecuarias en la provincia vamos a dar alrededor de mil certificados, considerando el sector agrícola. Hay muchos productores que van a optar entre la emergencia ganadera o agrícola”, precisó Arbitelli, y adelantó que la próxima semana estará la información sobre cuántas hectáreas estarán bajo emergencia o desastre.

Con respecto a la procedencia de los productores detalló que en su mayoría proceden de Paraná, Victoria, Diamante, Nogoyá, Gualeguay y Gualeguaychú y en menor medida de La Paz, Villaguay, Tala y Federal.

Arbitelli adelantó que existe premura en la entrega de certificados ya que sirven para prorrogar los pagos de impuestos nacionales y provinciales que vencen a partir de marzo. Agregó que una vez concluidos estos dos pasos “procederemos a las visitas a los lotes para inspeccionar y corroborar oficialmente que la situación denunciada se corresponda con la realidad”.

Comentá la nota