Productores y dirigentes evaluaron la reunión con Ariel Franetovich

Antonia Caldentey, Hugo Micheti y Roberto Campi esperaban que el ministro de Asuntos Agrarios trajera soluciones a los problemas del sector. Preocupación por la posibilidad de dar de baja las fundaciones de lucha contra la aftosa. "Mucha gente piensa que esto es un plan para desarmar las entidades", dijo el presidente de la Sociedad Rural de Pergamino.
El flamente ministro de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires, Ariel Franetovich, estuvo el lunes en Pergamino, primeramente reunido con funcionarios municipales y luego con dirigentes agropecuarios de la Mesa de Enlace local.

El ministro con raíces familiares en El Socorro estuvo acompañado por sus colaboradores inmediatos: el subsecretario de Fiscalización de Calidad Alimentaria, Hugo Kubler; el director de Agricultura, Carlos Cadavid; el director de Ganadería, Juan Angel Cruz y el director de Producción Ganadera, Martín Palomeque.

La visita se enmarcó dentro de un viaje de presentación que Franetovich y su equipo realizaron por la región, ya que también en la víspera estuvieron en Rojas y Colón. En su arribo al Palacio Municipal, Franetovich fue recibido por el intendente interino Omar Pacini, quien se presentó junto a los funcionarios Gustavo Pansecchi (subsecretario de Asuntos Rurales) y Daniel Freggiaro (secretario de Producción).

Luego Franetovich mantuvo una reunión en la sede local de la Federación Agraria Argentina, con dirigentes de las entidades agropecuarias con representación en Pergamino.

Allí, entre otros, se encontraban Jorge Solmi (director a nivel nacional de FAA y diputado provincial electo), Hugo Michetti (presidente de la Filial Pergamino de FAA), Roberto Campi (presidente de la Sociedad Rural de Pergamino) y productores autoconvocados.

En la oportunidad el ministro manifestó su disposición y la de su equipo para con los productores y, en líneas generales, les adelantó algunas cuestiones en las que se está trabajando.

Según la opinión de la productora autoconvocada Antonia Caldentey, "no sé cómo el ministro pudo venir a Pergamino después de haber votado a favor del impuesto provincial", y agregó que "me parece que es ‘tomarle el pelo’ a la gente y poner más leña al fuego cuando no trae ninguna solución, porque si hubiera venido a decir ‘prometemos rever la situación’ habría sido distinto. De todos modos él no vino a reunirse con los productores sino que la gente de la Federación Agraria Argentina lo invitó a esa reunión".

Para la productora fue una provocación la actitud de Ariel Franetovich llegar en este momento Pergamino: "El ministro no trajo nada en las manos, si al menos hubiera dicho que pensaba cambiar alguna de las leyes que se acabaron de pronunciar…, realmente su visita fue una provocación, además de cordial".

"Vino a dar la cara"

El presidente de la filial Pergamino de la Federación Agraria Argentina Pergamino, Hugo Micheti, sostuvo que la sorpresiva visita del funcionario para su juicio fue "positiva" porque "vino a dar la cara; por lo menos tiene el compromiso de empezar a trabajar con las entidades y con los productores".

Según Michetti en la reunión hubo un extenso diálogo entre los productores y el ministro: "Como para que no sea tan monótono que los dirigentes hablen por los productores ellos mismos le plantearon el tema del ‘impuestazo’ de la provincia de Buenos Aires, y el del Impuesto del Inmobiliario Rural. Franetovich se llevó una impresión de poca confiabilidad de parte de la gente, algunos productores con mucho respeto le dijeron que la confianza cuesta mucho retomarla y que por lo tanto por ahora no había; a lo que el ministro dijo que es consciente de esto por todo lo que viene ocurriendo entre el Gobierno y el campo. Además planteó que habría que gestionar un crédito para la siembra de cosecha gruesa, empezando por el maíz; a lo que los productores respondieron que ya está finalizando la época de siembra de este cultivo".

Una de las actitudes de Ariel Franetovich destacadas por Hugo Micheti fue que "hay que salir de estos enfrentamientos y ponerse a trabajar para llegar a algún tipo de acuerdo. Habrá que dejar que el ministro comience a trabajar y ver a qué acuerdos se pueden llegar porque los enfrentamientos no son buenos. No obstante la gente está cansada y la situación económica está muy delicada, por lo que le manifestamos al ministro que un ‘impuestazo’ en este momento no le cayó bien a nadie".

Hugo Micheti se mostró preocupado por la posibilidad de dar de baja las fundaciones de lucha contra la fiebre aftosa. Si la iniciativa del Senasa prospera cualquier veterinario podrá participar ahora de un negocio que mueve unos 300 millones de pesos al año, el de la vacunación antiaftosa. La intención es modificar la normativa que desde principios de los ‘90 que otorga la exclusividad de esa faena a las fundaciones de lucha contra la aftosa, integradas en la mayoría de los casos por Sociedades Rurales o filiales de la Federación Agraria. En ese sentido el presidente de la filial local de la FAA sostuvo que "también se planteó la posibilidad de la baja de las Funpesa de la provincia de Buenos Aires, siendo la venta de vacunas manejada por los veterinarios privados. Funpesa Pergamino está conformada por Agricultores Federados, Federación Agraria y Sociedad Rural, y lo que se trata es venderle la vacuna lo más barato posible al productor. Pero si avanzara el proyecto del Senasa sería un hecho lamentable".

"Es una provocación"

Roberto Campi, presidente de la Sociedad Rural de Pergamino también evaluó como positiva la presencia del ministro en Pergamino, aunque agregó que "es como una especie de provocación al sector nombrar en un Ministerio de Asuntos Agrarios a una persona que es ultrakirchnerista y siempre estuvo enfrentado con el campo. No obstante esto se lo manifestamos durante la reunión y también nuestro descontento por lo que ocurrió en los últimos días en Chivilcoy, que le dieron un crédito a un grupo de productores con la condición de que se desafilien de las entidades; también que el aumento del Impuesto Inmobiliario no tiene sentido después de una gran sequía o emergencia".

El "desahogo" de los productores con el ministro de Asuntos Agrarios y sus colaboradores se extendió durante buena parte de la reunión que duró alrededor de 45 minutosa. Cuando le tocó hablar a Franetovich recordó que él posee un campo en la zona, el que alquila en 150.000 pesos y paga sólo 10.000 pesos de Impuesto Inmobiliario, "lo que nos parece razonable, pero esa no es la realidad del productor ni la agricultura que queremos, queremos gente viviendo y trabajando en el campo, no este desafío de ir al campo a extraer nada más", señaló Campi.

El presidente de la SRP abordó también el tema de la posible desaparición de las fundaciones de lucha contra la aftosa: "Estamos preocupados porque mucha gente piensa que esto no es casualidad sino que es un plan para desarmar las entidades, terminar con la vacunación y al poco tiempo esperar que llegue la aftosa, entonces se cierran las exportaciones. Esto no se sabe si es casualidad o si está orquestado para que sea así. No es un tema que dependa del ministro pero por lo menos se lo transmitimos. Luego, por la noche, se realizó aquí una reunión zonal de la Carbap en la que estuvieron presentes representantes de más de 15 sociedades rurales y fundamentalmente debatimos cómo seguimos con la protesta ante la propuesta de marchar a Buenos Aires con 1.00 tractores. Entendimos que esto no es conveniente así que estamos pensando en otro tipo de protesta".

Comentá la nota