Los productores de los Cadillacs dicen no conocer a Mario Bustos

Mientras Eduardo Martearena sigue siendo foco de pedidos para que se aparte de la causa, el fiscal especial continua a full con la investigación por el aporte oficial a los productores que organizaron el recital de los Fabulosos Cadillacs.

Ayer prestaron declaración en calidad de testigos los responsables de T4F. Los miembros de la productora que posee los derechos económicos de los Fabulosos se presentaron en la fiscalía y entre sus dichos dejaron en claro que no conocen a Alfredo Morales Bustos, el hombre que supuestamente es representante en Mendoza de la banda y emitió un poder a nombre de Pedro Infante para que este cobrara el subsidio de $ 315.000.

Además confirmaron que el contrato que los ligó a Offside fue por $ 240.000.

Los empresarios que viajaron desde Buenos Aires exclusivamente para declarar ante Martearena se presentaron en el Palacio Policial alrededor de las 10.30 y al cabo de dos horas y media se retiraron en completo silencio, secundados por sus abogados.

Asimismo, fuentes judiciales confirmaron que los productores porteños dejaron varias certezas que puede complicar la situación de los imputados.

La primera de ellas fue que afirman que"no conocen" a Alfredo Morales Bustos. El supuesto representante del grupo en Mendoza que le extendió un poder a Infante y así le abrió la puerta para cobrar el subsidio oficial.

"Históricamente el manager de los Fabulosos ha sido (Vaino) Rigozzi", habrían manifestado.

Este aspecto es fundamental, ya que pone en tela de juicio todo el expediente administrativo.

Por otra parte sacaron a la luz las cifras del espectáculo, con el cachet de la banda incluido.

Según el dato aportado por fuentes ligadas a la causa, el costo real que afrontaron los organizadores para contratar a los Cadillacs ascendió a $ 240.000, tal como lo publicó Los Andes, con un detalle nuevo: de ese total, $100.000 los abonó hipermercado Jumbo .

Este hecho generó un gran interrogante: "qué necesidad había de dar un subsidio cuando estaba cancelado el contrato y una parte salió de un sponsor", se preguntan en el palacio judicial.

En contraposición a las dudas que existen en la fiscalía, desde la visión de los imputados, según la declaración de los integrantes de T4F, se hizo explícito que la participación de la cadena de supermercados tiene correspondencia con "las 1.000 entradas de $ 100 cada una que la organización le entregó a Jumbo y estos a su vez depositaron el efectivo en la cuenta de los artistas", explicaron.

Por otra parte, en la Justicia consideran que el relato de los apoderados fue esclarecedor, ya que brindaron precisiones sobre el costo total del espectáculo. "Explicaron cómo calculan esos valores y hablaron de $ 670.000 más o menos".

La indagatorias continuarán hoy con la presentación de Pablo Catania, vocero de Gobierno y una de las personas que está señalada como partícipe en la decisión de hacer efectivo el aporte de los $ 315.000 a los organizadores.

Para completar el panorama, a la unidad de delitos complejos ingresó el cuarto pedido para separar de la causa al fiscal Martearena. El recurso de "nulidad" fue presentado por la defensa de Raúl Leiva, jefe de asesores de Celso Jaque. Le endilgan que actuó indebidamente, ya que no informó de todas las pruebas que existían contra Leiva al momento de la imputación.

Comentá la nota