Los productores autoconvocados participaron de una reunión en Santa Fe.

Los productores autoconvocados participaron de una reunión en Santa Fe.
Los ruralistas que forman parte de dicha organización asistieron a la Segunda Convención Nacional organizada por los representantes del sector de distintas localidades. Allí se decidió llevar a cabo un cese de comercialización. Asimismo se solicitó la implementación de cero retenciones en las ventas de granos.

El martes los productores autoconvocados de nuestro medio, organización que se formó a la vera de la ruta en marzo, participaron de la Segunda Convención Nacional de Autoconvocados que se realizó en la ciudad de Santa Fe. “La reunión no fue abierta por eso acudimos los representantes de cada corte. En total éramos más de 500 porque hubo más de 70 cortes en distintas localidades”, expresó Antonia Caldentey, principal referente de los productores autoconvocados de Pergamino.

Además de cientos de productores participaron de la reunión  dirigentes de la mesa de enlace entre otros Mario Llambías (presidente de Confederaciones Rurales Argentinas), Pedro Peretti y Omar Barchetta (representantes de Federación Agraria). Ellos fueron los que recibieron el informe final que elaboraron los productores luego de arribar a un consenso.

En esta época de pausa con el Gobierno, los ruralistas, además de las reuniones semanales que mantienen en la ciudad, concurrieron a diversas asambleas que se concretaron en distintas localidades  de las provincias que se encuentran afectadas: Alcorta, Conesa, San Andrés de Giles entre otras son las ciudades en las que los productores desarrollaron asambleas.

En torno a la preocupación de los ruralistas Caldentey manifestó que el ánimo de los productores es desesperante. “En las reuniones tratás con gente que está diez veces peor que nosotros porque ha perdido la cosecha”, manifestó.

Pasos a seguir

Los productores están trabajando para decidir cuáles son los pasos a seguir en los próximos días. La implementación de nuevas medidas de fuerzas es el tema principal que se trata en las reuniones. Hay productores que están muy enojados y disconformes porque a las medidas que ha implementado el Gobierno y que son consideradas inconsistentes se suma la sequía que afecta directamente a la cosecha.

Las reuniones que organizan los productores autoconvocados se han convertido en encuentros multisectoriales porque la mayoría de los sectores productivos de la sociedad se hallan desesperados por la situación actual.

La convención empezó a la mañana y finalizó al atardecer. Luego de un extenso debate y de que cada productor expusiera sus ideas el grupo de ruralistas arribó a una conclusión. En el informe final se manifiesta el pedido que se efectuará a la dirigencia nacional a través de los dirigentes de las cuatro entidades. “Cero retenciones en este momento y necesitamos que nos liberen los mercados urgente. Queremos la libre comercialización de trigo, maíz, carnes, lechería  que hacen todos los sectores productivos de la agricultura y la ganadería. Pretendemos que los mercados estén controlados pero no por la Oncca (La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario). Después vendrá la lucha para que se incluya a este sector con un buen ministerio que nos represente”, agregó la productora.

Medidas de fuerza

También se implementarán medidas de fuerza. Durante la reunión muchos productores expresaron su indignación y pidieron la ejecución de protestas en el corto plazo. “Hubo consenso entre todos los participantes por eso se va a esperar hasta la reunión de la mesa de enlace prevista para la próxima semana”, comentó Caldentey.

El pedido de medidas de fuerza se basa en el cese de comercialización por tiempo indefinido. Además los productores se apostarán nuevamente en las rutas, sin realizar cortes en las carreteras pero sí para protestar e informar a las personas sobre los reclamos que hacen los ruralistas. “Haremos esto por un tiempo determinado, hasta el 11 de marzo aproximadamente y estaremos aguardando respuestas de parte del Gobierno”, declaró la ruralista.

Luego del 11 de marzo los productores aún no tienen decidido cuáles son las medidas de fuerza que llevarán a cabo. “No sólo el sector agropecuario está afectado sino que también esta crisis alcanza a la industria y a los camioneros. El sector de los transportistas se ven muy perjudicados porque al no haber cereal no hay movimiento y no tienen viajes para realizar. Todos los sectores en el interior del país están preocupados por el panorama que se avecina. Por eso después del 11 de marzo si el Gobierno sigue siendo tan indiferente haremos paro general y vamos a empezar a establecer contacto con los demás sectores de Pergamino para que todos puedan adherirse a nuestros reclamos. Queremos que el paro del agro se convierta en el paro del país”, explicó Caldentey.

Después de participar en Santa Fe de la segunda convención los productores locales se trasladaron a la localidad de Alcorta donde se realizó una asamblea en la que participaron dirigentes de las entidades.

Situación desesperante

El panorama es poco alentador entre los ruralistas porque, según lo expuesto, las medidas son ineficaces ya que bajarán significativamente los rindes en la próxima cosecha. En este sentido se estipula que la producción tendrá una baja cercana al 40%.

En la gestión de ciertos trámites también se advierten dificultades. “Yo soy monotributista y para lograr obtener la Carta de Porte empecé los trámites en noviembre, estamos en enero y todavía no pude concluir nada porque son muchos los papeles que nos piden. Anterior a este problema la Carta de Porte  se conseguía en el centro de cerealeros o en cualquier sociedad rural por dos pesos”, expresó la ruralista. Los productores autoconvocados de Pergamino se reunirán hoy a partir de las 21:00 en el Club Alsina Mitre. En la asamblea se informará a los participantes sobre las conclusiones a las que se arribaron en la convención nacional.

Mujeres ruralistas

Una de las acciones que realizaron las mujeres ruralistas fue solicitar una audiencia con la presidenta. Para esto un grupo de damas se dirigió a la Ciudad de Buenos Aires, a mediados de noviembre, a fin de establecer contacto con la presidente. Luego de pedir la audiencia en los últimos días de enero han recibido una repuesta oficial. De acuerdo con lo expuesto por Liliana Génnero, productora autoconvocada, la funcionaria manifestó que no estaba dispuesta a recibir mujeres ruralistas. “Cristina nos quiere derivar al Randazzo pero nosotros queremos dialogar con ella para informarle nuestras disconformidades”, declaró la productora.

Comentá la nota