Los productores aseguran que el CAPA todavía no funciona

Los productores aseguran que el CAPA todavía no funciona
Desde diversos sectores piden que se cumpla con las reuniones. Reclaman la sanción de leyes para la producción.
El Consejo Asesor Provincial Agropecuario (CAPA) –creado el 14 de junio y presentado oficialmente en setiembre de 2008– no está funcionando, según los productores locales. Si bien en el momento de la presentación establecieron reuniones semanales para diseñar políticas de desarrollo local a largo plazo, nunca se concretó la convocatoria de sectores.

"El de hoy es un paso muy importante, porque tomamos las decisiones necesarias para la conformación de este Consejo, que constituye un espacio para contener la opinión de cada uno de los productores de Mendoza". Con estas palabras, el ministro de Producción, Guillermo Migliozzi, anunció la creación del CAPA en el teatro Independencia ante 300 personas (ver relacionado).

El anuncio, seguido de la inacción del organismo, provocó el malestar entre los productores. "El único encuentro que tuvimos con el CAPA fue en setiembre para su presentación, luego de eso no volvimos a reunirnos", señaló el presidente del Comité Olivícola, Rodolfo Vargas Arizu.

Un poco más conforme con la política productiva del Gobierno provincial, el presidente de la Asociación de Productores y exportadores de Frutas Frescas, Juan Riviera, sostuvo que "aunque no se realizaron las reuniones mensuales del Consejo; sí se avanzó en reuniones de los sectores con el Gobierno, lo cual es más útil porque se conocen los problemas particulares".

Sin embargo, esto es lo que critica el titular del Plan estratégico de Pepitas, Jorge Rubio, quien aseguró que "para armar este organismo, el Ejecutivo decidió dejar de lado los planes estratégicos que cada sector productivo estuvo armando por más de tres años, y que ya había recibido el aval (de palabra) de la Legislatura. Ahora, no se sabe nada del CAPA ni de los planes estratégicos".

En lo que sí coinciden todos los referentes de la producción local, es en reflotar los planes estratégicos que se presentaron en la Legislatura para crear una ley "paraguas" que abarcara a todos los rubros, y que el Gobierno dejó de lado. "No se puede desperdiciar el trabajo de años, realizados por especialistas nacionales y que detallaban las necesidades específicas de los productores de Mendoza", concluyó Rubio.

Un organismo "productivo"

El CAPA surgió con el objetivo de articular al sector público con el sector privado para generar políticas acordadas que promuevan, fortalezcan y hagan sostenibles las actividades agropecuarias.

"Esta es una enorme oportunidad para que los mendocinos nos pongamos de acuerdo en la solución de problemas comunes", aseguró Migliozzi. Además, añadió que estas políticas "deberán armonizar estrategias de mayor producción y productividad; con sanidad y calidad, equidad social y sustentabilidad ambiental".

Por otra parte, el Gobernador, Celso Jaque, señaló que "este espacio pretende encontrar soluciones a largo plazo. Pero no significa que se deba transformar en un ámbito burocrático, que nos llene de diagnósticos, sino que debemos convertirlo en un espacio donde se acuerden acciones concretas".

Entre los principales temas a tratar se plantearon la solución de problemas vinculados a la rentabilidad, seguridad, infraestructura, concentración de la riqueza y ausencia de crédito.

Comentá la nota