Productores algodoneros esperan que llueva pronto para no perder la cosecha

El presidente de Federación Agraria, Zona Sur, Rolando Ziessenis, advirtió que si en los próximos días no se producen lluvias importantes podría perderse gran parte de la producción algodonera en la provincia.
Ziessenis dijo a La Mañana que sería dramática la situación si no llegan las precipitaciones en un plazo no mayor de una semana. "Pero hay pronósticos de lluvia para estos días así que roguemos que llueva porque de lo contrario sería lamentable porque las plantas de algodón comienzan a sentir los intensos calores", expresó.

El periodo 2009-2010 no es el mejor para los productores en general. Entre octubre y noviembre se perdió alrededor del 80% de la producción hortícola por las altas temperaturas reinantes y la extrema sequía en el centro y sur de la provincia.

Los relevamientos de diferentes entidades de productores realizadas entre fines de diciembre y principios de enero, daban cuenta de los problemas que enfrentó el cultivo de algodón por las constantes lluvias, con 500 y 600 milímetros de agua caída en diciembre. Pero como el clima parece ensañarse con la producción, durante todo el mes pasado no se registraron precipitaciones significativas y el calor comienza a castigar los cultivos.

"Atravesamos un periodo complicado. Teníamos mucha siembra atrasada. Octubre se hizo muy poco, como el grueso del trabajo se desarrolla en noviembre pero fue un mes de muchas lluvias y una cantidad importante de productores decidió resembrar en diciembre. Hasta entrado enero estaba bien la producción algodonera y hoy nos castiga el sol fuerte y el intenso calor. Comenzamos a tener problemas. Si no llueve rápido vamos a tener graves inconvenientes. Lo que quedó de algodón está hasta este momento con buen desarrollo pero esperamos la lluvia. Ataques fuertes de plaga no hubo. Las plantaciones de algodón necesitan lluvias cada 7 o 10 días. Si no llueve en una semana, se podría perder mucho. El algodón está largando sus bochas", expresó a manera de panorama.

El presidente de Federación Agraria zona sur, Rolando Zieseniss, reiteró que el área de siembra llegaría con mucho optimismo a las 15.000 hectáreas en la provincia "porque no se sembró lo que el productor preveía, dada las inclemencias del tiempo".

"Venimos de una campaña mala, con precios y rindes bajos. Eso hizo que algunos productores se pasen a cultivos alternativos, donde tampoco hubo grandes satisfacciones", dijo.

Girasol

Remarcó que los vaivenes del clima también perjudicaron en gran medida la siembra de girasol e hizo disminuir los rindes entre 500 y 600 kilos por hectárea, cuando lo normal sería entre 1.800 y 2.000.

"Con estos rindes no se cubren ni los costos de producción por lo que podríamos decir que también se perdió la siembra de girasol. Y la soja plantada en diciembre, con un área de siembra que ronda entre las 15.000 y 20.000 hectáreas está bien desarrollada pero también se verían afectadas si no llueve", agregó.

Otros cultivos

Quienes no pudieron sembrar algodón tienen tiempo hasta el 15 de febrero para impulsar cultivos alternativos como el sorgo y la soja. Algunos productores también se volcaron a sembrar maíz.

"Habrá mucho sorgo y soja en tierras que fueron preparadas originalmente para algodón. Lo que pasó fue que tuvimos un clima adverso en todo momento. Primero la sequía y después las grandes lluvias. En noviembre cayeron unos 600 milímetros de agua en la zona sur y una situación similar ocurrió en la zona centro. Por todo esto, el área de siembra de algodón no es grande. Habrá menos algodón que la campaña anterior. Está claro que no porque faltó intensión sino por el clima desfavorable. El algodón es lo que tiene mejores perspectiva de precios. Estimamos que tendrá un precio mucho mejor que el año pasado, es dentro de los cultivos el que presentaba mejores perspectivas", expresó.

Se sembró algodón en la zona sur: Pirané, Villafañe, El Colorado, Loma Senes y Villa Dos Trece; también en el norte: El Espinillo, Misión Tacaaglé, Laguna Blanca y Naineck. Localidades como Belgrano y General Güemes sembraron muchas menos hectáreas.

"El productor está tratando de salir de un periodo difícil. Se malogró la cosecha de coreanito. La producción hortícola se perdió en un 80% por la sequía entre octubre y noviembre del año pasado. Todo lo que fue primicia fracasó porque los fuertes rayos del sol quemaron todos los cultivos", concluyó.

Comentá la nota