Un productor rural habría pedido 380 mil pesos para que puedan sacar agua de su campo

"Tuvimos que arreglar de cualquier manera y ahora se va a pagar una fortuna" dijo un alto funcionario de ABSA en relación al "acuerdo" al que arribó esa empresa de capitales estatales y el dueño de uno de los campos donde se realizan las perforaciones para intentar paliar la crítica situación hídrica de Bahía Blanca.
Aunque el presidente de Aguas Bonaerenses, Guillermo Scarcella, dijo en conferencia de prensa el jueves que la cifra que se había pagado por el alquiler de un sector del campo del productor rural Norberto Pasqualini era "confidencial", fuentes seguras confirmaron a La Brújula Net el monto: 380 mil pesos.

La suculenta suma fue aceptada por los "negociadores" de ABSA ante la urgencia y la necesidad de contar con una batería de pozos que surtan de agua subterránea a la población y reemplazar así, el líquido que llegaba desde el Dique Paso Piedras.

En tanto, otro informante señaló que "hay gente que se aprovecha de la situación, y encima salen a decir que tuvieron buena voluntad, esto el colmo". Y agregó que "fijate como habrá sido el 'negoción’ de este hombre, que el dueño del otro campo pidió menos de la mitad de lo que pidió Pasqualini, para dejar que ABSA trabajara en su establecimiento".

Por último, trascendió que desde el Concejo Deliberante local pedirán un detallado informe sobre los contratos entre Aguas Bonaerenses y los dueños de los campos donde se realizan los trabajos porque "el 90 por ciento de ABSA pertenece al Estado provincial y hay que saber que se hace con el dinero de todos".

Comentá la nota