Producción de yerba cayó 60% en el primer bimestre de 2009.

Las pérdidas fueron peores a lo estimado. Representan un perjuicio de más de $23 millones para el sector. En algunas zonas productoras de Corrientes la caída llega al 75%. El INYM amplió sus facultades y regulará el mercado interno y el externo.
Tal como lo habían adelantado fuentes del sector a "época", las pérdidas en la producción yerbatera fueron superiores a lo esperado, en función de la sequía que agobia a la región y las plagas que complicaron la cosecha.

Pese a que a fines de febrero se hablaba de una merma del orden del 52%, el Instituto Nacional de la Yerba Mate confirmó ayer que entre enero y febrero de 2009 se procesaron cerca de 26,3 millones de kilos de hoja verde, es decir un 60% menos que en el mismo período del año 2008.

Productores de Corrientes y Misiones aseguraron que la merma se debe a la sequía y al ataque de plagas a las plantaciones, como el denominado "rulo". El rulo de la yerba es provocado por un insecto, conocido como "chicharrita" o "mosquita" que deposita sus huevos en los brotes. Estos huevos se convierten en ninfas y empiezan a alimentarse con la savia de las hojas, lo que genera el enrulado de las hojas.

De acuerdo a los datos del INYM, los 26,3 millones de kilos de hoja verde de enero y febrero representaron una baja considerable respecto de los 63,6 millones de kilos, que se procesaron en igual periodo de 2008. Esto representa una merma cercana al 60% en el ingreso de yerba a los secaderos en la variación interanual, y pérdidas cuantiosas para los productores.

Desde el punto de vista de los productores de yerba, los 37,2 millones de kilos menos cosechados este año representan unos $23,4 millones que dejarán de percibir, si se considera el valor oficial de $0,63 por kilo de hoja verde que pagan los secaderos por su materia prima.

En los yerbales de la zona Sur de Misiones y en plantaciones de la región productora de Corrientes la merma fue más pronunciada llegando incluso al 75%.

La producción de yerba canchada, resultado del proceso de secado de la hoja verde, también cayó considerablemente en los primeros dos meses del año. Respecto de igual período de 2008, la merma fue del 58%.

Equilibrar la oferta y la demanda

Por otra parte, el directorio del INYM aprobó una resolución por la que declara necesaria "la implementación de medidas que faciliten el equilibrio entre la oferta y la demanda de la yerba mate y derivados".

La norma determina que el INYM definirá cada año la cantidad de hoja verde necesaria para abastecer el mercado interno y externo, y que en caso de que los estudios indiquen que existe desequilibrio en el mercado, los mismos serán considerados por el directorio para remitir dichos antecedentes a la Secretaría de Agricultura de la Nación, para la implementación en conjunto de las medidas que correspondan. Justamente el titular de la cartera, Carlos Cheppi, estuvo ayer en Misiones y adelantó que aún no se resolvió si se mantendrá o se modificará el precio de la yerba.

Comentá la nota