Producción y Trabajo

La Presidenta resaltó que la actividad automotriz a principios de año era del 22 por ciento. "Hoy -señaló- estamos con un crecimiento en la actividad, con más del 66 por ciento".
"Estamos aquí para ver un sueño hecho realidad", dijo ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante el acto en el que se presentó el nuevo modelo que la empresa General Motors produce en su planta de Alvear. "Hace apenas cinco meses, visitábamos esta planta para conceder el préstamo de 259 millones de pesos que permitieran completar el proyecto que estaba en marcha, para sostener la actividad económica, sostener el nivel de empleo. Cuando tomamos la decisión hubo críticas, pero hoy son más de 1000 nuevos puestos de trabajo", precisó. Por su parte, el gobernador Hermes Binner le agradeció a la Presidenta por "poder contar con una realización más que tiene como fundamento generar más producción y más trabajo".

Cristina arribó al aeropuerto donde fue recibida por el gobernador. Juntos se dirigieron en helicóptero hacia la planta de GM en Alvear. Luego de recorrer las instalaciones, la presidenta, junto al ministro de Economía, Amado Boudou, la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi, el saliente presidente de la empresa, Edgar Lourencon, y el futuro titular de GM en Argentina, Segio Rocha, encabezaron el acto de presentación del Chevrolet Agile.

"Me tocó manejarlo, es un autazo", señaló CFK, para recordar que el primer auto que tuvo su familia "allá por los años 60, fue un Chevrolet 400, medio doradito, muy lindo". La Presidenta agregó: "Los felicito, qué plata bien invertida por parte de los argentinos. Cuando tomamos la decisión hubo críticas, como siempre, pero esto es lo que tenemos que hacer, articular el esfuerzo entre lo público y lo privado, saber que necesitamos el uno del otro para sostener la actividad económica y generar empleo".

La mandataria sostuvo además que sobrepasaron "en más de 10 millones de dólares la meta que teníamos para comprar autopartes locales", y adelantó que el "próximo 19 de noviembre habrá una reunión con más de 60 autopartistas locales que van a venir ofrecer nuevos productos para poder incorporarlos, y lograr el objetivo que cada vez nuestros autos tengan más valor agregado".

Fernández de Kirchner recordó que "la actividad automotriz, que fue una de la más golpeada, en enero y febrero llegamos a estar con capacidad instalada usando únicamente el 22 por ciento. Teníamos casi el 80 por ciento de toda la industria automotriz terminal ociosa, con nuestros obreros y licenciados en sus casas, y con el drama que llegue el telegrama de despido".

"Hoy -señaló- estamos con un crecimiento en la actividad, con el 66, 4 por ciento de capacidad instalada, lejos del 94 por ciento que llegamos a tener en setiembre, pero vamos a llegar. Tenemos la convicción absoluta que éste es el camino. Utilizar los recursos; del sector público, en este caso con el préstamo de los 259 millones, sumados a los del sector privado superan los 520 millones, para precisamente seguir generando mucho trabajo".

Además destacó la labor de los dirigentes gremiales durante los días de conflicto en General Motors. "Quiero felicitar a todos los trabajadores; a Smata, por la responsabilidad social que significa representar los intereses de los trabajadores en momentos difíciles. Algunos creen que el que más grita, o el que más conflictividad trae, es el que genera mejores beneficios para los trabajadores. Lo importante es saber cómo se sale de un conflicto, y cómo se soluciona el problema, porque sino siempre el pato lo terminan pagando los trabajadores". Y felicitó a la empresa por "el auto número 700 mil".

Binner dijo que "hay que rescatar lo que dio Argentina en un momento, donde el 85 por ciento de los autos que fabricaba el país, tenían motores fabricados en el país. Este es un desafío hacia el futuro, tenemos que aspirar a un nuevo motor, que hay que investigarlo. Esta alianza entre lo público y lo privado puede llevarnos adelante a producir el 60 por ciento de los insumos que necesita un automóvil para poder desarrollarse".

El nuevo presidente de General Motors indicó que en la planta de Alvear, desde enero a la fecha, tomaron 575 operarios, y sumando a proveedores la cifra llega a los 1000. Impulsado en el nuevo proyecto se están produciendo 24 autos por hora, alcanzando las 8000 unidades en octubre. La planta de Alvear emplea actualmente a 2600 personas, y sumando personal tercerizado y proveedores, la cifra alcanza a 4000. El ritmo de producción está en ascenso, y no se descarta que en los próximos meses la empresa tome nuevos empleados. "Si la crisis vino ya pasó", dijo Rocha.

Comentá la nota