Producción de soja sería menor a 50 M de toneladas

Sendos informes de la Bolsa de Comercio de Rosario y del Ieral de Fundación Mediterránea coinciden en que la cosecha del año próximo sería menor a la inicialmente esperada a raíz de la falta de lluvias en vastos sectores del país.
Si bien en las últimas horas cayeron algunas precipitaciones que aliviaron levemente el panorama hídrico en la provincia y en el país (ver página 18), la situación para el sector agrícola aún está lejos de ser óptima. Es por eso que las proyecciones de producción para la campaña que se está iniciando siguen sumando visiones pesimistas.

Hace unas semanas la revista especializada alemana Oil World había reducido su previsión en el caso de la soja de 52 millones de toneladas a sólo 50, y esta última cifra también podría perforarse dos o tres millones de toneladas más hacia abajo. Así lo demuestran sendos informes elaborados por la Bolsa de Comercio de Rosario y el Ieral de Fundación Mediterránea, que afirman que las proyecciones se están reduciendo por el efecto negativo que produce la sequía.

Puntualmente, desde el mercado de referencia rosarino sostienen que "desde entrada fuimos pesimistas sobre algunas proyecciones que se hacían especialmente sobre la soja", con "algunos analistas (que) proyectaban una producción que llegaría a alrededor de 55 millones de toneladas, pero hoy esas proyecciones se han reducido sustancialmente y se mencionan cifras que están por debajo de los 48 millones de toneladas".

Concretamente, la Bolsa santafesina calcula una producción total de granos para el próximo ejercicio en torno a los 77 millones de toneladas, distribuidas en ocho millones de trigo, 13 millones de maíz, dos millones de sorgo, 47 millones de soja, tres millones de girasol y cuatro millones de otros cultivos. "La sequía que afecta a algunas importantes provincias, como Córdoba (productora líder), Santiago del Estero, oeste de Buenos Aires, y norte de nuestro país hace pensar que es más probable que las cifras bajen a que suban", resume el documento.

En la misma línea, el informe del Ieral subraya que "la proyección de soja arrancó en un rango de entre 50 y 53 millones de toneladas en esta campaña 2009/2010, pero hoy hay cierto escepticismo en el sector respecto de la posibilidad concreta de lograr ese nivel de producción, a consecuencia de la prolongada sequía que sigue afectando a buena parte del territorio nacional".

En este marco, el análisis recuerda lo sucedido en el ejercicio finalizado este año, cuando los problemas climáticos terminaron afectando severamente el nivel de producción, que terminó muy lejos de lo que se esperaba a fines de 2008. "Hacia fines del año pasado, la producción proyectada de soja estaba en el orden de las 50 millones de toneladas, pronóstico que se mantuvo hasta el mes de enero. Luego las proyecciones se ajustaron sistemáticamente hacia abajo mes a mes hasta llegar al nivel de producción que efectivamente se logró, que fue sólo de 32 millones. El problema climático costó casi 20 millones de toneladas de soja", describe el Ieral.

Las estimaciones del instituto económico con respecto al conjunto de los granos son similares a las de la Bolsa: 80 millones de toneladas de producción total, con 7,5 millones de trigo, 14 millones de maíz, 3,3 millones de sorgo, 3,7 millones de girasol y medio millón para el caso del maní.

Ingresos en ascenso

La evolución esperada en la producción de soja aparece como un dato fundamental ya que será la que traccione la cosecha general del conjunto de granos. Según el Ieral, este año se sembrarán poco más de 26 millones de hectáreas, con 19 millones asignadas a la soja; es decir, más del 70 por ciento, en lo que constituye un récord histórico. Por el contrario, el trigo se llevaría apenas 2,8 millones y el maíz 1,9 millón, la menor área sembrada en, al menos, los últimos 30 años.

De todos modos, para el gobierno nacional son todas buenas noticias. Aún con un escenario pesimista de producción total de granos en torno a las 73 millones de toneladas (26% arriba de la campaña 08/09), terminaría captando el año entrante alrededor de 23.000 millones de pesos en concepto de derechos de exportación, 5.600 millones más que lo que aportan las retenciones en el corriente ejercicio. En el escenario más optimista, de 81 millones de toneladas, el salto sería de 8.200 millones de pesos "extra", alcanzando los 25.000 millones para el próximo período.

Comentá la nota