Producción Petrolera: Semana de definiciones

La provincia exigirá a Petrobras cumplir el plan de inversiones anunciado, frente a un panorama complejo ya que en medio de la actual crisis financiera y la caída en el precio del crudo liviano, que está por debajo de los 50 dólares por primera vez desde mayo de 2005, estarían redefiniendo los compromisos de la petrolera brasileña que ya lo está haciendo en su propio país, especialmente en la perforación off shore donde tenían grandes expectativas.
Por su parte, el propio gobernador, Daniel Peralta, declaraba en Caleta Olivia que había “una reunión pactada con los directivos de Petrobras en Río Gallegos.

“Para nosotros es importante charlar con la gente de Petrobras, por el transcurso de las inversiones que se pueden llevar adelante en nuestra provincia, tanto acá como en la Cuenca Austral durante el presente año”, dijo.

En tanto, fuentes de la Secretaría de Energía habían manifestado que provincia exigiría a Petrobras que clarifique y detalle plazos para el anuncio de inversiones por U$S 500 millones para Santa Cruz destinados al desarrollo de distintos proyectos de exploración y producción de gas y petróleo, entre los cuales sobresalen los yacimientos Glencross, Estancia Chiripá, Cañadón Salto y Estancia Agua Fresca.

Se trata de un anuncio que fue ratificado a mediados de agosto pasado por el director general de Petrobras Energía, Décio Oddone, en un encuentro mantenido con el gobernador Daniel Peralta.

Los U$S 500 millones que se invertirán en Santa Cruz se enmarcan dentro del plan que la empresa prevé concretar a nivel nacional en el período 2009-2013 por un total de U$S 1.300 millones y del total previsto para el territorio santacruceño, U$S 91 millones se destinarían al desarrollo del yacimiento Estancia Agua Fresca, que se espera, le aporte a la provincia un ingreso por regalías de U$S 58 millones anuales y trabajo a más de 80 personas, pero todo esto es lo que está en duda y la expectativa es que pueda tener más claridad a partir de la reunión que mañana mantendrá el jefe de Gabinete, Pablo González y el secretario de Energía Alessandro Perrone, con los ejecutivos de la petrolera brasileña.

En este encuentro los funcionarios plantearían un fuerte compromiso de Petrobras en el cumplimiento de los compromisos asumidos y para que no interrumpan el proceso de inversiones acordado con el Estado santacruceño.

Ya a fines del mes pasado, la decisión de la operadora petrolera de no iniciar ningún plan de obras hasta el año próximo motivó una protesta con quema de cubiertas frente a la sede en esta capital por parte de unos 50 obreros nucleados en la UOCRA Santa Cruz, quienes reclamaban el inicio de la obra de Aguas Frescas ya que según informaron, la postura de la petrolera fue que “por este año no van a hacer más obras”.

La semana pasada en tanto, el gobernador hacía un fuerte reclamo a las petroleras señalando que “el mayor gesto de responsabilidad social empresaria que pueden tener, es volver a los niveles de producción que tenían en Santa Cruz antes del paro petrolero”, como una forma de “devolver algo de lo mucho que han ganado”.

Dejó en claro que “esa es la posición del gobierno para con las empresas petroleras” y reparó en la necesidad de “trabajar cada día para garantizar el mantenimiento y la extensión del horizonte laboral de los compañeros petroleros”.

“No podemos seguir permitiendo que se produzcan menos de 500 mil barriles de crudo, como los que vamos a llegar lamentablemente a producir antes de fin de año. Ese es un lujo que hoy no se puede dar ninguna provincia de nuestro país y ninguna empresa que quiera trabajar en serio”, acotó.

En este contexto, el gobernador recordó “lo que significan para el presupuesto de nuestra provincia las regalías por el petróleo y el gas que se extraen de nuestro suelo”, por lo que sostuvo que “ya es hora de que los niveles de producción se vayan incrementando, y que los planes solicitados por el Gobierno Provincial, que fueron avalados por el Gobierno Nacional, como el Plan Petróleo Plus, se empiecen a concretar”.

El panorama petrolero es complejo en general, ya que algunos analistas señalan la posibilidad de que el precio del crudo siga bajando y durante el 2009 llegue a niveles que tenía en el año 2003, que era de 35 dólares el barril, un valor con el cual no se puede proyectar nada, ni inversiones ni el mantenimiento de los ingresos por regalías que sostiene la economía provincial y que sobrevive mientras el petróleo se mantenga por sobres los 42 dólares que es el valor fijado para el mercado interno.

El tema preocupa a todo el mundo y la OPEP tiene una reunión de urgencia en el Cairo esta semana, semanas después de restringir la oferta de crudo en un intento de aumentar el precio.

Comentá la nota