La producción petrolera se mantiene, las operadoras pelean por rentabilidad

El contexto económico mundial hizo retroceder a las operadoras en nuevas inversiones. Expertos consideran que de mantenerse el WTI en 50 dólares, la rentabilidad en la industria sería suficiente para sostener inversiones y empleos. Enero, último mes con datos revelados, mostró leves bajas de productividad en cinco provincias petroleras, mientras que en las otras cinco hubo aumentos de extracción de crudo.
La mitad de las provincias petroleras de la Argentina incrementó su producción, incluyendo a Chubut, en enero de 2009 comparado con el mismo mes del año pasado. Así lo muestran las estadísticas de la secretaría de Energía de la Nación.

Los 10 distritos productivos mostraron la misma tendencia de hace 6 años: una producción alicaída, sin inversiones exitosas en materia de exploración de hidrocarburos.

Chubut extraía 795 mil metros cúbicos el primer mes de 2008 y doce meses después la cifra se elevó a 803 mil, es decir el uno por ciento más. A la vecina Santa Cruz, que atravesó una huelga y la crisis en el mismo año, tuvo una reducción del 2 por ciento. La provincia que tiene parte de la Cuenca del Golfo San Jorge pasó de 313 mil metros cúbicos a 316 mil.

Comparados los años 2003 al 2008, sólo La Pampa y Chubut habían incrementado su producción. El resto de las provincias reducía su extracción de crudo con cada año que pasaba. Enero de 2009 muestra que La Pampa fue la que más contrajo su producción, retrocediendo un 24 por ciento. Jujuy es la otra que tuvo una disminución de dos cifras con el 20 por ciento a la baja.

EL WTI, ESTABLE

Los precios internacionales del crudo comenzaron a bajar hacia setiembre del año pasado cuando se desencadenó la crisis mundial de los mercados financieros. El panorama de incertidumbre retrotrajo a las operadoras en sus inversiones, y las fuentes del sector afirman que en 2009 los desembolsos serán iguales a los de 2008.

El West Texas Intermediate (WTI) es el precio de referencia que emplea la Argentina para evaluar su crudo. En julio del año pasado llegó a 145 dólares el barril, mientras que a fines del mismo año peleaba para sostenerse por encima de los 30 dólares. Esta última semana cerró a 49 dólares.

Expertos consultados por este diario afirmaron que el precio del WTI, y por ende de todos los tipos de crudo, se sostendrá entre los 45 y 55 dólares hacia fin de año. El contexto internacional se encuentra más calmo, aunque las grandes firmas corporativas siguen con reticencia a aventurar inversiones.

RENTABILIDAD ESCALANTE

El precio del WTI no determina en 100 por ciento el valor del petróleo extraído en las distintas cuencas petroleras del país. El del Golfo San Jorge –conformada por el sur de Chubut y norte de Santa Cruz– tiene un menor valor. La penalización sería de entre 6 y 7 dólares, dejando al barril Escalante oscilando entre los 43 y 44 dólares.

El secreto mejor guardado por las operadoras es cuánto les cuesta producir cada barril de petróleo. En las últimas mesas de Concertación, el gobierno de Chubut solicitó esos detalles, pero fueron negados. Datos extraoficiales consideran que el costo de producción ronda entre los 8 y 15 dólares dependiendo de la zona.

Por esa razón, especialistas del sector afirman que con un WTI a 48 dólares las compañías petroleras tendrían ganancias empresarias normales. De esa manera, podrían sostener las inversiones y no arriesgar los más de 3.000 puestos de trabajo que se consideran "mano de obra ociosa".

Comentá la nota