La producción mendocina superó un problema histórico

El gobernador de Mendoza firmó con el Banco de la Nación Argentina (BNA) un convenio por el cual las deudas de productores locales con esa entidad, serán refinanciadas y cobradas por la provincia.
"Este convenio establece que las deudas originadas con anterioridad a la crisis del 2001-2002, aunque hayan sido refinanciadas con posterioridad, serán transferidas a un fideicomiso específico" explicó desde Buenos Aires el ministro de Producción, Raúl Mercau, quién acompañó al gobernador Celso Jaque a la firma del acuerdo.

El monto de deuda asciende a unos 35 millones de pesos e involucra a 286 productores en toda la provincia. Dentro del convenio también fueron incluidas algunas agro industrias, que por su importancia territorial permitirán un incremento en la producción con valor agregado de productos agrícolas.

A partir de la firma del convenio comienza el proceso de instrumentación, que incluye la ratificación por parte de la Legislatura Provincial del mismo; en este proceso se estudiará cada caso, para determinar exactamente el monto de la deuda a ser transferida.

"Pero lo más importante, señaló Mercau, es que a partir de la firma se suspenden todos los trámites judiciales promovidos por el BNA, por lo tanto se detienen todas las convocatorias a remate de unidades productivas, que hayan sido afectadas por pesadas cargas de endeudamiento".

Además, otro de los beneficios para los deudores mendocinos es que dejarán de estar en las denominadas categorías 4 y 5, y así mejorar su situación crediticia para lograr su reinserción al sistema financiero formal.

Por parte del BNA estuvo presente en la firma del acuerdo su titular, Mercedes Marco Del Pont, y por Mendoza, además de los funcionarios gubernamentales, se hicieron presentes los representantes de la Cámara de Comercio de San Rafael y de la Asociación Rural del Valle de Uco, entre otros.

Comentá la nota