La producción de gas está estancada

En 2004 se registró el pico máximo, luego cayó y en la actualidad se encuentra en una meseta. Neuquén es la principal cuenca del país.

Hay un problema de oferta y de bajo nivel de inversiones. En los primeros cinco meses de 2009 las exportaciones e importaciones se incrementaron.

La producción de gas se ha estancado desde el año 2004 cuando alcanzó el máximo de 52.310 millones de metros cúbicos. En 2008 alcanzó 50.267 millones metros cúbicos, un 3,9 por ciento debajo del pico de 2004. La principal cuenca proveedora de gas del país continúa siendo la neuquina que aporta, aproximadamente, el 60 por ciento del total de la producción.

Según un informe de la consultora Abeceb.com, en 2008 el volumen importado de gas natural cayó un 54,9 por ciento con relación al año anterior, alcanzando 558,43 millones de metros cúbicos. En menor medida, las exportaciones también disminuyeron (-37,5 por ciento) y totalizaron de 697,94 millones de metros cúbicos.

En los primeros cinco meses de 2009, tanto las exportaciones como las importaciones se han incrementado notablemente respecto del mismo período de 2008. Las primeras lo hicieron un 37,5 por ciento en tanto que las segundas son un 185 por ciento mayores que en 2008.

La tendencia creciente que la demanda interna de gas muestra desde 2003 se moderó en 2008. El consumo del año pasado mostró un incremento de apenas el 0,4 por ciento.

A diferencia del año 2007, cuando el volumen consumido de los pequeños usuarios mostró un fuerte crecimiento, el único sector que incrementó su consumo en 2008 fue el de Industrias y Centrales Eléctricas, con una variación del 3,4 por ciento.

El resto de las categorías de demanda mostró contracciones durante el período registrándose la mayor en el sector residencial con una caída del 5,3 por ciento.

El comportamiento contractivo del consumo residencial se repite durante el primer cuatrimestre del 2009 con una caída del 9,6 por ciento.

El precio del gas importado desde Bolivia supera varias veces el precio promedio en boca de pozos locales. En 2009 esta brecha se redujo por la caída del precio de los hidrocarburos. Mientras que el precio de importación ha disminuido un 24,3 por ciento, el precio local ha permanecido estable.

El petróleo

De acuerdo con números provisorios pero oficiales de la Secretaría de Energía, a cargo de Daniel Cameron, en el sector privado estiman que la extracción de crudo caerá casi un 17% para el año 2012, hasta los 28,23 millones de metros cúbicos (m3), según publicó el diario El Cronista.

Energía, cuyas estadísticas gozan en el sector de mayor credibilidad que las de otros organismos del Estado, como el INDEC, elabora sus números a través de información que están obligadas a transmitirle las compañías petroleras. Entre ellas se ubican YPF, de la española Repsol y la familia Eskenazi; Pan American Energy, de la inglesa BP y los Bulgheroni; la brasileña Petrobras; las estadounidenses Chevron y Oxy y las locales Pluspetrol y Tecpetrol, entre otras.

"Hay un gran motivo que explica los números de los últimos años: la falta de precio, tanto para el petróleo como para el gas", aseguran fuentes del sector. "Eso hace que no haya intención de explorar por parte de las empresas. En general, cuando a las compañías les cierra el negocio buscan hidrocarburos y los producen", publica el matutino atribuyendo la frase a un funcionario de energía.

Con la intención de controlar el precio de las naftas y el gasoil, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, fijó el valor del petróleo local entre los u$s 42 y los u$s 47 por barril, de acuerdo con su calidad. Un número similar obtenían las empresas que exportaban debido a la aplicación de retenciones.

A esos valores se mantuvo cuando el precio internacional rondó los u$s 146 –hasta tres veces más–, a mediados del año pasado.

Y hasta abril, según la consultora Montamat & Asociados, una industria local pagaba $ 0,557 por m3 de gas, apenas un 12% de lo que desembolsaba un competidor brasileño.

Los números a futuro, además, confirman el presagio que mostró el sector durante los últimos años. Desde 1998, cuando la extracción de crudo alcanzó su zenit, con poco más de 49 millones de m3, la producción comenzó a caer. Hasta el año pasado, por caso, la baja fue de un 25%, hasta los 36,52 millones de m3. Y la caída entre 2007 y 2008 fue de un 2 por ciento.

Comentá la nota