Con una producción en baja, crecen 9% las regalías en lo que va de 2009.

En los cinco meses que van de 2009 suman $ 266 millones. La extracción de crudo cayó 1,25%. Mayo crítico.
Para bien de las cuentas públicas, las regalías son, aun con menor extracción de petróleo, en lo que va del año, uno de los pocos ingresos del Estado que todavía muestran tasas de crecimiento significativas.

Es que mientras la recaudación (provincial y por coparticipación federal de impuestos) en los primeros cuatro meses del año (últimos datos disponibles) registra sólo un crecimiento interanual del 5,2%, cuando en el presupuesto 2009 se esperaba un aumento del 12% y la inflación acumulada en los últimos 12 meses por lejos supera los dos dígitos, en el acumulado los ingresos por regalías de Mendoza crecieron 9% en cinco meses. Eso que la producción de crudo cayó 1,25% durante los primeros cinco meses del año en relación a igual período de 2008.

Igual la tendencia preocupa. Es que la producción sigue cayendo aunque esto, todavía, no tiene su correlato en los ingresos. Así, en los primeros cinco meses de 2009 se extrajeron 2,37 millones de m3 de petróleo, una baja del 1,25% en relación a los 2,40 millones de m3 de producción de 2008 (ver gráficos).

En tanto, en los primeros cinco meses del año por regalías ya ingresaron $ 266,7 millones a las arcas del Estado, esto es 9% más que los $ 244,5 millones recaudados en 2008.

Pero mayo marcó lo que puede ser un quiebre tanto en lo que es producción de petróleo como en los ingresos por regalías. Es que en este mes, el Tesoro mendocino percibió $ 48,9 millones por el crudo extraído, alrededor de un 10% menos que en abril. Este monto es $ 3 millones menos en relación a lo que las petroleras depositaron en mayo de 2008 y representa alrededor de un 5% de recorte interanual.

Esto tiene que ver no sólo con la variable precio del barril, que meses atrás llegó a cotizarse a más del doble de su valor actual, sino directamente con la confirmación de que lentamente los pozos mendocinos se agotan: el dato es que mientras hace un año se habían extraído 499.004,75 metros cúbicos (m3), los números provisorios de los últimos treinta días de actividad da poco más de 483.383 m3.

Desde la Subdirección de Regalías, a cargo de Rodolfo Quiroga (ex director de Rentas que remplazó a Silvia Benítez por decisión oficial) basan el análisis de la evolución en causas relacionadas a la coyuntura de la actividad y lo macroeconómico. En el órgano responsable de controlar a las empresas y su rendición de cuentas, señalaron que "han habido paros que afectaron la producción a partir de febrero, pero la recuperación del dólar luego impactó en los ingresos".

El tema pone sobre el tapete una vez más la disponibilidad del recurso hidrocarburífero a futuro. Por lo pronto, en el horizonte cercano brillan por su ausencia las novedades sobre qué sucederá con las 12 áreas secundarias revertidas que el Gobierno terminó de adjudicar hace un año. Oportunamente los funcionarios del área justificaron lo dilatado de una definición sobre el arranque de la etapa exploratoria en la obligatoriedad de completar algunos trámites por parte de los concesionarios.

En cuanto a los precios, tras romper todos los récords en 2008 (llegó a rozar los U$S 150), el barril de crudo alcanzó un piso de U$S 40 a principios de 2009. En tanto, esta semana el WTI (West Texas Intermediate), señaló su nivel más alto de los últimos 6 meses con U$S 63,17 y, aunque sobre el fin de semana pudo rozar un techo de U$S 70, finalmente cerró en U$S 68,44 con pronóstico al alza.

Comentá la nota