En el año, la producción de autos cayó 39%

En abril bajó 32%, pero mejora la exportación. La esperanza está puesta en Brasil, que incrementó en 67% sus compras.
Las cifras del mercado automotor correspondientes a abril son contundentes: ni la industria ni las concesionarias dan todavía señales efectivas de que comenzaron a reactivarse. Sin embargo, los datos de producción y de ventas de vehículos ofrecen pistas de lo que podría convertirse en un próximo rebote, si mejora el panorama interno y externo.

La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) informó ayer que la producción nacional de vehículos en abril fue de 37.269: 31,8 por ciento menos que en el mismo mes del año pasado. Respecto de marzo, la fabricación cayó 1,7 por ciento, en alguna medida influida por la mayor cantidad de feriados.

Sumados los resultados del primer cuatrimestre, la producción registra un descenso de 39,2 por ciento comparado con el mismo período de 2008.

Los números fríos indican que la industria todavía no reacciona. Sin embargo, un rápido análisis de los resultados muestra que la recuperación no estaría demasiado lejos.

La exportación en abril creció 12,6 por ciento comparada con marzo, impulsada por el incremento de 67 por ciento en los envíos a Brasil. El dato es clave si se tiene en cuenta que el 60 por ciento de la producción de vehículos estaba destinada a los mercados externos.

Asimismo, la venta de vehículos desde las automotrices a las concesionarias aumentó 6,6 por ciento comparada con marzo, un dato importante si se tiene en cuenta que ahora la mayoría de las concesionarias del país está con demasiado stock de vehículos.

Además, los resultados de abril fueron levemente mejores que los registrados hasta marzo: en el primer trimestre, la caída interanual era de 42,5 por ciento, achicando en tres puntos porcentuales el descenso frente a 2008.

En las concesionarias. La situación en las concesionarias no es mejor. Sin embargo, igualmente promete un panorama menos negro que el registrado hasta ahora.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) informó ayer que los patentamientos en abril descendieron 29,2 por ciento comparados con el mismo mes de 2008 y 3,7 por ciento frente a marzo. Con un total de 39.768 vehículos patentados, se registró la mayor caída interanual en lo que va del año.

Pero entender qué sucede en el mercado requiere desglosar estos datos. El descenso en las ventas está influenciado por lo registrado en los vehículos "pesados", renglón en el que la caída interanual del total de unidades vendidas en el primer cuatrimestre superó el 40 por ciento.

En los automóviles, la baja interanual fue menor: en el primer cuatrimestre fue de 13,4 por ciento y en abril llegó a 25,3 por ciento. El presidente de Acara, Dante Álvarez, resaltó este dato destacando que se compara con el mejor año de la historia reciente del mercado automotor.

En este sentido, el empresario aseguró que los 194.074 vehículos patentados en el primer trimestre le permiten mantener las proyecciones de ventas de 500 mil unidades para este año: "La verdad es que, si me decían hace seis meses que el mercado iba a terminar el primer cuatrimestre con 200 mil vehículos patentados, me hubiese costado creerlo", se entusiasmó.

Polémica

Actividad. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada (foto), cuestionó las declaraciones de la Unión Industrial Argentina (UIA) sobre las cifras de la actividad industrial.

Cifras. La entidad empresaria aseguró que la caída en el primer trimestre del año fue de 10,2%, mientras que para el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) esa baja fue de 2,3%.

Impacto. Tomada indicó que Argentina "empezó a sentir el impacto de la crisis, pero se logró sostener todo lo crecido y los avances logrados en materia laboral en los últimos cinco años".

Catástrofes. "Nosotros tenemos claro qué pasa en cada una de las actividades donde siempre se hicieron anuncios catastróficos que nunca pasaron", dijo el ministro.

Comentá la nota