En Producción y Ambiente trabajan en instrumentar emergencia segmentada.

Se recordó que el estado de emergencia no abarcará determinados departamentos de la provincia, sino que se circunscribirá al lote que se haya visto afectado
A los efectos de poder comenzar a instrumentar en los próximos días la emergencia segmentada por lotes o predios productivos afectados por la sequía, se trabaja fuertemente en esferas del ministerio de la Producción y Ambiente de la Provincia.

Se estima que durante esta semana estarán listos los formularios, la mecánica de reunión y todos los demás aspectos que deben estar contenidos dentro de un esquema de este tipo, para según vayan recibiéndose las solicitudes, dispararse el esquema de verificación de los predios.

Se recordó que el estado de emergencia no abarcará determinados departamentos de la provincia, sino que se circunscribirá al lote que se haya visto afectado en un 50% de su capacidad productiva ante la sequía, algo que el mismo productor deberá peticionarlo a la Comisión de Emergencia donde se estudiará la razonabilidad de la solicitud, para luego ejecutar la inspección al campo afectado y certificar que la situación se ajusta a la norma.

De esta manera se logrará que quienes cumplan efectivamente con los requisitos que impone la ley, puedan acceder a los beneficios contenidos en la norma, que básicamente pasan por diferimientos impositivos. Y del mismo modo, quién no se encuentre con dificultades en su predio o lote por la sequía, no se vea afectado y vea restringido el acceso a determinadas líneas de créditos y planes de apoyo, que justamente excluyen a quienes se hallan en regiones en emergencia.

Fue ratificado que la idea es disponer de los antecedentes de por ejemplo veinte lotes, y del análisis y confirmación de que los mismos se ajustan a los parámetros para la emergencia, entonces sí se dictará el instrumento legal correspondiente (decreto) estableciendo la declaración de emergencia que le cabe a los mismos.

De todos modos aclaró el ministro Luis Basterra que “cuando por algún otro tipo de fenómeno la emergencia abarque a todo un departamento, entonces sí habrá una declaración que lo comprenda”, pero insistió en aclarar que a la fecha “no están dadas las condiciones para hacerlo así y mucho menos en todo el territorio provincial. Entonces, lo que tenemos en cuenta es lo que ocurre en cada previo, dado que al encontrarnos en una región subtropical, hay lotes que están muy bien, otros regulares y también los que se encuentran en condiciones de acogerse a los beneficios de la emergencia”.

Otro aspecto subrayado tiene que ver con el hecho de que esta innovadora estrategia fue explicada en sucesivas reuniones mantenida con representantes de las sociedades rurales, asociaciones del agro como DEPROA, MAF y Federación Agraria y los consejo profesionales, incluso fue analizado y enriquecido por estas organizaciones.

Líneas de apoyo

Ratificó Basterra que mientras se avance en todo este proceso, se mantienen las líneas de créditos y planes de apoyo a diferentes segmentos productivos. “Incluso, y es algo muy importante, con este mecanismo innovador que adoptará la provincia, no se restringen las líneas crediticias que ante una declaración de emergencia a un territorio, inmediatamente la banca suspende las mismas”, significó.

Por ejemplo, el Fondo Fiduciario seguirá con lo que es el Programa Ganadero Provincial, que permite el desarrollo de infraestructura para el manejo de agua para el rodeo y el financiamiento de los remates.

Justamente, se aludió a la tarea entre los ministerios de Economía, Hacienda y Finanzas, el de la Producción y el Instituto PAIPPA en torno a los instrumentos de financiamiento y de promoción de actividades de desarrollo agrícola. Y en este sentido se recordó que ya se había presentado primariamente la profundización de las líneas de financiamiento que dispone la provincia para todo lo que significa en el caso de los ganaderos, instalaciones, aguadas, preparación de forrajes, perforaciones, etc.

Es que como lo había advertido el mismo Basterra, “hay productores que hicieron sorgo, girasol y maíz, y sus rendimientos han sido inferiores al promedio, por lo que consecuentemente este mes de febrero podrán solicitar un nuevo financiamiento, de acuerdo a la capacidad que tenían al inicio de la campaña, para así poder repetir la superficie de siembra habilitada en el mes de agosto pasado”. Dijo que esto inclusive está disponible para quién sembró algodón y tuvo inconvenientes.

“El financiamiento es de $440 por hectárea para sorgo y $450 por hectárea para maíz, de manera que puedan tener una actividad productiva en lo que queda del verano y el otoño venidero, para poder generar granos y forraje picado que lo consumirá nuestro ganadero”, fue especificado.

Inclusive hizo referencia a que “hay un criterio adicional atento a que se requerirá forraje, es que se habilitarán los créditos a productores que no hayan sido tomadores de crédito del Fondo Fiduciario, que tengan chacra propia y demuestren que ha habido un cultivo anterior, de manera que tienen una capacidad productiva instalada. A estos se les habilitará una asistencia de hasta 50 hectáreas, aunque un profesional tendrá que certificar de antemano que ese productor tiene el suelo en condiciones y el equipamiento para llevar adelante ese cultivo”.

Aludió a que también sigue todo en marcha el esquema anual de apoyo al segmento de los algodoneros, con la habilitación de planchadas de acopios en diferentes regiones, además de fijar el mejor precio de referencia de acuerdo a los parámetros que fija el mercado internacional, estrategia que por supuesto estará en marcha cuando la zafra de la actual campaña haya comenzando.

Comentá la nota