El Procurador pidió, ahora, la nulidad de la admisibilidad del jury a Herrera

El Procurador General, Pablo López Viñals, planteó la nulidad de la resolución por la que el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados declaró la admisibilidad formal del pedido de juicio político contra el juez del Trabajo Nº 1 de esta ciudad, Carlos Alberto Herrera.
Este planteo se suma al que había realizado el juez acusado, que está suspendido en sus funciones.

Los planteos de nulidad ponen en un aprieto al Jurado de Enjuiciamiento, que debe resolverlos antes de avanzar en la audiencia del jury, cuyo inicio está previsto para el próximo 5 de octubre.

El Jurado tiene la obligación de concretar el proceso de jury en cuatro meses (fines de noviembre en este caso), de lo contrario, todo el trámite caerá.

Lo llamativo de la presentación del Procurador General es que va en contra de la admisibilidad decretada por el Tribunal de Jury a favor de su pedido de que el magistrado sea sometido a juicio político, y destituido de su cargo, por mal desempeño e incumplimiento de sus deberes. Según informó una fuente judicial, López Viñals no está de acuerdo con la decisión del Jurado de admitir el proceso de jury solo por tres de los diez hechos en los que basó su acusación. El Tribunal desestimó siete hechos por considerar que se referían a trámites judiciales llevados a cabo hace bastante tiempo, en principios de los 90, y que por lo tanto se encontraban precluidos, es decir, ya pasó la oportunidad en que se podrían haber realizado planteos sobre ellos.

Pero en su pedido de nulidad el Procurador General sostuvo que al rechazar los otros hechos el Jurado está haciendo caer la línea argumentativa de la acusación, que se basa en afirmar que el juez Herrera tiene un patrón de conducta de no respeto por las formas y las jurisdicciones.

Recusaciones rechazadas

El Jurado de Enjuiciamiento, presidido por María Cristina Garros Martínez, rechazó ayer las recusaciones contra el presidente de la Corte de Justicia, Guillermo Posadas, y el fiscal de Estado, Ricardo Nicolás Casali Rey.

De esta manera, ambos continuarán integrando el tribunal que juzgará a Herrera, que está suspendido en sus funciones desde que se declarara la admisibilidad formal del pedido de jury. El magistrado sostiene que Posadas y Casali Rey adelantaron opinión respecto de su responsabilidad en las irregularidades que se le atribuyen. Pero para el Jurado, ambos integrantes de este tribunal "cumplieron con el imperativo legal de emitir su voto fundado y la única forma de hacerlo era mediante el análisis provisorio de los hechos que se esgrimen en la acusación, al efecto de ver si eran idóneos para constituir la causal de `mal desempeño` y `falta de cumplimiento de los deberes a su cargo`".

El Jurado citó doctrina de la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el sentido de que "no constituyen prejuzgamiento las opiniones de los jueces en sus fallos".

Comentá la nota