El Procurador insiste en que deben proveerse colchones ignífugos

El Procurador insiste en que deben proveerse colchones ignífugos
El Procurador General, Pablo López Viñals, subrayó ayer "la necesidad de accionar con decisión e inteligencia en la pronta provisión de colchones ignífugos" a los lujares de alojamiento de menores de edad.
Asimismo, pidió que "se eviten los argumentos evasivos, tales como las limitaciones económicas o las dificultades para la adquisición de estos elementos, ya que la ley de contratación del Estado prevé mecanismos directos para los supuestos en que en nuestro medio se dificulte la oferta".

La posición del Procurador está contenida en un parte de prensa por el que este organismo informó que López Viñals envió una nota al ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Pablo Kosiner, insistiendo "en la necesidad de que se suministren colchones ignífugos en las dependencias que alberguen a menores" de edad.

Lo de "argumentos evasivos" apunta directamente al propio ministro, que anteayer había justificado la no adquisición de colchones ignífugos en que no se fabrican en la provincia.

Respecto de los colchones de efecto retardante, de los cuales la provincia ya adquirió 1.200 para el Servicio Penitenciario y está en proceso de comprar otros 600 para dependencias de la Policía, el Procurador hizo hincapié en que estos colchones "solo permiten disponer de escaso tiempo adicional para extinguir la combustión" y una vez que el fuego se desarrolla "la situación de riesgo para la salud y la vida de las personas no difiere de los colchones comunes.

Se insiste en que no hay diferencia esencial respecto de las llamas ni la liberación de gases tóxicos, tales como el ácido cianhídrico", afirmó.

El Procurador también sentó posición sobre las obligaciones a su cargo: "Es deber de la Procuración interesarse por el cumplimiento del respeto a los derechos humanos en los ámbitos de detención", afirmó.

E insistió en que es "necesario que se revea la decisión de proveer colchones con efecto retardante para los menores detenidos y que se les suministre colchones ignífugos, dado que ese grupo de personas es el más inclinado a desarrollar incidentes y el más vulnerable ante los procesos de inhalación de gases".

En el parte de prensa se recuerda que afirmaciones en tal sentido "ya habían sido subrayadas por el Procurador al ministro dos días antes de que ocurriera el episodio de violencia que terminó con la muerte de (cinco) menores en la Comisaría 20 de Orán".

Comentá la nota