El Procurador se contradijo al acusar al juez Carlos Herrera

En octubre de 2008 el Procurador General, Pablo López Viñals, había opinado que no había motivos para que interviniera en relación a la actuación del juez de Trabajo Nº 1, Carlos Herrera, en la causa Filipovich. Casi un año después, en julio de 2009, el Procurador opinó lo contrario, y entre otros hechos, fundamentó su pedido de juicio político al juez en esta causa.
La contradicción del Procurador se revela en dos documentos: su pedido de juicio político contra el magistrado, realizado el 27 de julio de este año, y un dictamen que emitió el 10 de octubre de 2008 en referencia a la causa "Filipovich, Dante Oscar versus Colegio de Abogados y Procuradores de la provincia de Salta - amparo - recurso de apelación".

Nuevo Diario tuvo acceso a ambos dictámenes. El Colegio de Abogados había suspendido la matrícula de Filipovich por no haber devuelto expedientes judiciales, el letrado interpuso un recurso de amparo contra esta decisión, que se tramitó en el juzgado de Herrera; luego hubo una apelación del Colegio y el caso llegó a la Corte, tribunal que corrió vistas al Procurador sobre la actuación del juez Herrera en ese proceso.

"En el estado actual de las actuaciones, y sin perjuicio de las expresiones del apelante y del fiscal ante la Corte, que corren por su exclusiva cuenta, no se advierten circunstancias que hagan mérito para el ejercicio, por parte de esta Procuración General, de sus atribuciones constitucionales y legales", dictaminó López Viñals en octubre de 2008.

Pero para julio de este año el Procurador había cambiado de parecer: sin que la Corte le remitiera más antecedentes, López Viñals sostuvo ahora que sí hay elementos para intervenir y que el pronunciamiento de Herrera en la causa en cuestión "no fue elaborado por él; su texto le fue aportado por el amparista, doctor Dante Oscar Filipovich"; que tuvo una actuación "parcial".

Este es uno de los motivos por los que la defensa de Herrera sostiene que hay una decisión política de echar al juez que tiene en su haber fallos adversos al oficialismo. ¿Qué cambió de octubre de 2008 a julio de 2009?: entre otros fallos, Herrera hizo lugar a un amparo de la empresa Centro Imagen en contra de la empresa pública Sociedad Anónima de Transporte Automotor (SAETA). La idea de una revancha escondida detrás del pedido de jury se afianza también si se tiene en cuenta que el magistrado lleva 29 años en la justicia y que solo le restan tres meses para jubilarse.

Comentá la nota