La Procuración rechazó el planteo de incompetencia en la causa Cadillacs

El fiscal de Cámara, Ricardo Bianchi –subrogante del procurador general, Rodolfo González–, resolvió rechazar el planteo de la defensa de los productores de Offside, imputados en la causa por la contratación del Estado al grupo musical.
El Procurador (subrogante) de la Suprema Corte de Justicia, Ricardo Bianchi, ratificó al fiscal especial que lidera la pesquisa por la contratación de los Cadillacs por parte del Estado, tras el planteo de incompetencia realizado por los abogados de los productores de Offside, quienes están imputados por participación primaria en fraude al Estado.

Bianchi entendió que Martearena puede continuar con la investigación, ya que la competencia en el Ministerio Público es una cuestión meramente administrativa.

Por un lado, fue la Procuración la que intervino en la decisión final, debido a que es el órgano competente para hacerlo respecto a los turnos de los magistrados que de ella dependen. Por otra parte, Bianchi subrogó a Rodolfo González, quien se encuentra de licencia.

Resulta que los juristas habían recusado al magistrado, argumentando que no se había respetado el principio constitucional de juez natural, ya que cuando se realizó la contratación el 20 de febrero pasado, Martearena no se encontraba de turno, sino lo estaba su par, Daniel Carniello.

Por otra parte, existen dos recusaciones más al fiscal especial en la misma causa, las que deberán se resueltas por un juez de Garantías. Los planteos fueron presentados por los abogados de la productora Offside, Mauricio Mathon y Daniel Sosa Arditi y también por los representantes legales de los funcionarios imputados, Luis Bhöm y Raúl "Perruco" Leiva.

Estas recusaciones fueron interpuestas para apartar al magistrado bajo la argumentación de que preopinó al brindarle una entrevista a un medio de comunicación local y por falta de objetividad en el proceso.

Comentá la nota