Procesaron a Silvia Petitti y quedó más cerca del juicio oral

La diputada provincial Silvia Petitti -ahora integrante del bloque del "radicalismo independiente"- está a punto de ir a juicio acusada del delito de omisión maliciosa de declaración jurada luego que el Tribunal de Impugnación Penal confirmara el procesamiento dictado por el Juzgado de Instrucción y en lo Correccional Número 1. Para juzgarla, el tribunal necesitaría que la Cámara de Diputados le quite los fueros.
El juez subrogante de ese tribunal, Miguel Angel Valle, explicó ayer a LA ARENA que hace dos meses, luego que Petitti fuera procesada en ese juzgado por el delito contemplado en el artículo 268 inciso 3 del Código Penal, los abogados de la legisladora presentaron una apelación que fue realizada como una impugnación. Pero al llegar al TIP, sus integrantes fallaron en contra y confirmaron la decisión. La próxima semana, indicó el magistrado, el expediente pasaría al Juzgado de Instrucción y en lo Correcional Número 2, a cargo de Carlos Besi, una vez que se hagan las notificaciones a todas las partes, y la diputada radical quedaría al borde de ser juzgada. La omisión maliciosa de DDJJ prevé una pena con prisión de quince días a dos años e inhabilitación especial perpetua.

En la causa, el juez determinó que la legisladora de origen radical presentó su DDJJ, pero no puso datos sobre el total de sus deudas. La acusación entiende cuando el procesado "maliciosamente, falseare u omitiere insertar los datos que las referidas declaraciones juradas deban contener de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables". Inicialmente se le había imputado, también, el delito de falseamiento, pero esta figura no prosperó.

Historia previa.

La legisladora quedó envuelta en un escándalo a comienzos del año 2008, cuando se comenzó a saber que había librado decenas de cheques sin fondos. La denuncia fue realizada públicamente por LA ARENA que constató que había entregado un total de 122 valores por 622 mil pesos. Cuando se destapó el caso, el radicalismo en un principio defendió a la diputada pero ante la evidencia y los valores sin fondos que se seguían sumando, decidió separarla del bloque del Frepam. La legisladora fue amparada por la bancada del PJ que no apoyó el pedido de los radicales de dejarla sin su cargo ya que, dijeron, primero debía resolverse su situación procesal ante la justicia. Finalmente, Petitti dejó la bancada opositora y conformó una unipersonal bajo la denominación "Radical Independiente".

La UCR intentó también desafiliarla del partido y desde el Comité Provincia pidieron al Comité de General Pico que la expulsaran. Pero desde el organismo local decidieron que esa definición se tenía que tomar a nivel provincial y quedó en la nada.

Al conocerse la cuantiosa deuda, la justicia de Santa Rosa abrió una causa por omisión maliciosa ya que Petitti no había declarado cuando asumió en diciembre de 2007 su deuda en la DDJJ que deben presentar los funcionarios públicos.

La legisladora también tiene otro proceso judicial en el Juzgado Civil número 2 de General Pico por la emisión de cheques sin fondos. En mayo pasado se cerró la primera etapa con el llamado a concurso de acreedores.

El juez Rodolfo Rodríguez estableció que la legisladora tenía siete acreedores -no se presentaron más- y, a su vez, declaró inadmisible el pedido de una mujer que le reclamaba el pago de una deuda. Hay otro dato muy relevante: ni uno solo de los 122 cheques que le fueron rechazados a la legisladora, por un total de 622 mil pesos, fue ingresado al concurso. El magistrado admitió a siete acreedores, entre ellos bancos, por un total de 160.987 pesos.

Comentá la nota