La problemática del abuso de menores está instalada en Jujuy.

La problemática del abuso de menores está instalada en Jujuy.
Dialogando en exclusiva con nuestro medio, el Dr. Roberto Pizzolini, Jefe del Departamento Provincial de Violencia Familiar, expresó que los más frecuentes son los casos de abusos de adultos hacia niños, llegando a tratarse de casos de maltrato infantil, donde la superioridad del adulto, biológica, sicológica y social, obra en el estado de vulnerabilidad que tienen los niños, determinado por su edad, y donde también tiene que ver el género, que hace que los chicos sean “el blanco predilecto”, según lo expresado por Pizzolini, las victimas de la violencia en todas sus formas, no solamente física, “sino psicológica, del abandono la negligencia, y por supuesto, un problema grande en nuestra provincia, en el país, es el abuso sexual”.
Pizzolini comentó además en relación al caso de más repercusión en los últimos tiempos en nuestra provincia, del niño Toconás, que “lamentablemente este chico ha sufrido lesiones gravísimas, pero no es el único caso, lo tomamos como emblemático porque la sociedad ha mostrado interés en el tema por la gravedad del hecho pero esto ocurre todos los días, un padre que se altera porque el niño llora en su moisés, su cuna, y lo lanza contra la pared, el padre que se altera porque dice que esta estresado y tiene problemas y lo golpea duramente, una madre que golpea a sus hijos; porque no se trata solamente del padre, sino también la madre pensemos que la madre con tener tanto tiempo durante la semana, mayor contacto con los hijos, es la principal maltratadora”.

El Jefe del DPVF expresó además que el tema del maltrato infantil es un problema muy grave, ya que las lesiones pueden ser leves “pero el sufrimiento también es psicológico y emocional, las lesiones físicas se pueden provocar con distintos elementos, a medida que se va renovando la tecnología va aumentando la crueldad en el tema, tenemos chicos muertos con armas blancas, estrangulados, y chicos que llegan a los hospitales con distintas lesiones y fracturas, que podemos diagnosticar y además determinar la diferencia entre lo que es un accidente y lo que es provocado, por el trazo de la fractura, por ejemplo, y su localización”.

Pizzolini comentó además que el maltrato infantil no es un tema nuevo, sino que está instalado en nuestra sociedad desde hace mucho tiempo, “en el transcurso de la historia tenemos antecedentes históricos que así lo comprueban, donde el niño era propiedad de sus padres, quienes podían decidir sobre su vida y su muerte, el infanticidio ha sido practicado en todo tiempo y cultura como medio de control demográfico, como medio de prueba de fe a un dios o a un rey, el tiempo ha pasado y los chicos tienen sus derechos, y mucho ha cambiado, pero la violencia continúa”.

Indicó además que “el maltrato físico con lesiones leves, medias o graves que puede producir secuelas gravísimas y llevar incluso a la muerte, se contempla en todos los servicios, tanto en la atención primaria de la salud, en los centros de salud, como en los hospitales, se ha tomado el tema de la violencia familiar y el del abuso infantil como un problema de salud pública, porque los casos que se presentaban eran tan frecuentes que requerían atención especial, por eso el Ministerio de Salud elaboró un programa y el Departamento Provincial de Violencia Familiar es el encargado de instalarlo en las áreas programáticas para hacer frente a esta situación”.

Comentá la nota