Problemas de stock y abastecimiento

A partir de las preocupaciones que ha mostrado la actividad vitivinícola en torno al stock de vinos de color y al abastecimiento, el Centro de Viñateros y Bodegueros del Este mendocino salió a explicar su posición acerca de esta problemática. Mauro Sosa, gerente de la Institución, aseguró que la falta de stock de los fraccionadores se debe a un problema financiero mientras que la retención de vinos por parte de los pequeños y medianos tenedores forma parte de las reglas del mercado a lo que suma que algunas empresas trasladistas-fraccionadoras que normalmente estaban en el traslado, hoy están fraccionando su propio producto.
"Para quien conoce la industria vitivinícola la situación es comprensible. Una merma promedio general de la cosecha 2009 de 25% (la Zona Este de Mendoza registró 32%) más una afectación en los volúmenes de uva focalizada en las variedades tintas sumado a un arrastre de stock de vino ajustados (situación buscada mediante medidas regulatorias), se ha traducido en un incremento de los precios, consecuencia de la ecuación oferta-demanda. No es aceptable que sólo se invoque dicha ecuación para justificar la baja en los precios, por eso, no hay que cargar las tintas ni sobre la política de stock de los fraccionadores ni de los tenedores de vino", explicó Sosa.

Por su parte, Guillermo García presidente del INV, dijo que "en los relevamientos teóricos, el stock de vino tinto no llegaba a un mes (0,83 meses) y todo el stock va a ser de vinos blancos. Si funciona este stock teórico, no tendríamos problemas de abastecimiento. Lo cierto es que como no hay fluidez en la salida de vino a la oferta, la situación hace que presumamos que faltará vino en el mes de abril o mayo próximo", aseguró el funcionario.

García agregó que "el tema es que justamente no todo el vino teórico está disponible. Dentro del vino que nos figura en las existencias, puede haber vino de guarda, vino que no es de guarda pero está esperando en frigoríficos la salida al mercado y vino que no tiene el grado alcohólico necesario. Hay mucho vino en propiedad de terceros que no viven de la vitivinicultura como son los profesionales, transportistas y su decisión de venta se toma en función de otros factores. Mucha gente ahorra en vino. También existen vinos autobloqueados por una cuestión de calidad.

Comentá la nota