Problemas para conseguir docentes en escuelas

Problemas para conseguir docentes en escuelas
nstituciones de barriadas conflictivas han publicado el llamado hasta 10 veces y no logran completar el plantel docente.
Los cursos sin docentes, una postal que se volvió habitual a mediados del año pasado, siguen generando preocupación. A dos semanas del inicio del ciclo lectivo, todavía hay chicos que deben aprender con la directora o faltar a clases porque no tienen maestro asignado. La situación se acentúa justamente en las comunidades que más necesitan del servicio educativo y de la contención escolar, pues los cargos demoran más en cubrirse en las escuelas llamadas urbano marginales.

Basta leer los avisos en la sección Educacionales (de los Clasificados de Los Andes) para constatar que algunos de estos colegios han tenido que realizar hasta ocho o diez llamados para poder asignar sus vacantes. Lamentablemente, también suelen exponer una gran cantidad de licencias, lo que atenta contra la estabilidad y arraigo con la comunidad.

"A la hora de optar por un colegio, pesa más la cabeza y el orden de la institución que el lugar donde está ubicado", sostienen algunos docentes. Y es verdad, pero también es una realidad que muchos otros dicen no sentirse preparados para asumir el esfuerzo que requieren estos contextos adversos.

"Yo empecé con mucha vocación social, pero me enfermé de los nervios. Llevo dos años aquí y ahora sólo espero el traslado", cuenta con angustia Natalia B., docente de EGB2 en Las Heras que hoy está con licencia psiquiátrica. "Hay que ser madre, maestra, policía... todo a la vez. Uno pone ganas, pero a veces no alcanza", objeta Miriam L., quien se desempeña en Godoy Cruz. Historias como éstas se repiten y no existe ninguna retribución oficial -ya sea de formación o económica- que aliente a los profesionales a enseñar con dedicación en estos sectores.

"No tiene que ver con incentivos; para dar clases en esas instituciones, el maestro tiene que tener un perfil especial, como el que elige los Cebas (primaria de adultos)", opina José Rivas, subsecretario de Educación de la provincia. El funcionario dice que la Dirección General de Escuelas trabaja permanentemente en capacitación sobre situaciones de violencia, pero en todos los colegios por igual.

A la espera

Lo cierto es que a dos semanas del inicio escolar, hay alumnos de primaria que aún no saben quién les enseñará este año. Esta semana la escuela Uruguay, de Las Heras, tenía tres grados sin maestro y alternaba para dar clases cada día a un curso distinto. La escuela Maestro Jesús de Nazaret de Godoy Cruz publicó el viernes su octavo llamado para un puesto, mientras que la República del Perú -también de Godoy Cruz- sacó su sexto llamado días atrás.

"Somos muchas las escuelas con este problema, estamos haciendo cadenas internas para ver si hay docentes de otros lados que quieran trabajar en doble turno. Creo que los bajos salarios y las problemáticas que hoy absorbe la escuela influyen en esta situación", expresó un directivo del colegio Provincia de Mendoza, del barrio Los Alerces, de Godoy Cruz, que estaba enseñando en uno de los cursos para el cual -después de diez llamados- todavía no conseguía reemplazante.

"Empezamos mal, en el primer ofrecimiento de licencias que se hace por departamento históricamente se daba todo y este año quedaron más cargos aún que el año pasado", confió un supervisor a este medio. Además, el docente dijo que la Junta se está demorando hasta tres días para evaluar las carpetas que presentan los estudiantes. Cabe recordar que debido a la crisis por falta de maestros, desde el año pasado se aceptan alumnos del profesorado de EGB1 y 2 que estén en el último año y todas las materias didácticas aprobadas.

Desde el Gobierno no minimizan la situación, pero sostienen que son pocas las escuelas que sufren la carencia de maestros. "Sólo han pasado dos semanas desde el inicio de clases y no se ha presentado un problema de fondo. Tenemos 12 mil aulas de primaria y sólo hay 37 que han presentado carpetas de estudiantes para que evalúe la Junta", acotó Rivas.

Por otro lado, el subsecretario destacó que se han tomado varias medidas para evitar futuros trastornos por la falta de docentes. En primer lugar, el año pasado se abrieron 14 divisiones en los profesorados de EGB1 y 2 de la provincia, que se completaron todas. En segundo término, se le dio continuidad a casi todos los docentes suplentes (3.200 en todo el sistema). Por último, se otorgaron las titularidades una semana antes para que los docentes comenzaran las clases a término.

Comentá la nota