Con más problemas en Kraft

Con más problemas en Kraft
La comisión interna de la multinacional denunció que Kraft desconocerá a los nuevos delegados de sector. El Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) había convocado a una elección, pero esta semana la empresa impidió su realización.
La comisión interna de Kraft-Foods denunció que "la empresa y el Sindicato de la Alimentación atacaron nuevamente a los trabajadores". Según explicaron, la multinacional anunció que desconocerá a los nuevos delegados de sector y el gremio lanzó una elección de delegados sin tener en cuenta a los 23 que ya fueron elegidos con la convocatoria de la comisión interna. "Pretenden que agachemos la cabeza y volvamos a los ‘90, es un nuevo ataque al derecho de los trabajadores a organizarnos en forma libre, democrática y pluralista", dijo Javier Hermosilla, coordinador de la interna. Finalmente, los comicios del sindicato que encabeza Rodolfo Daer no se concretaron porque esta semana Kraft lo impidió.

La interna había hecho un llamado "al conjunto de los trabajadores, a los estudiantes y a la comunidad", recogió firmas para un petitorio de respaldo a los delegados electos, y el viernes pasado se movilizó ante el Ministerio de Trabajo, donde hubo una nueva audiencia para reclamar por la reincorporación de operarios despedidos. Mientras el director de Recursos Humanos de Kraft, Sergio Prendoné Pita, dijo que no concurrieron porque no fueron citados, la comisión interna calificó esa respuesta como una "mentira alevosa" porque –según indicó– "no sólo fueron citados en varias oportunidades, e intimados por el Ministerio de Trabajo a ir con ayuda de la fuerza pública, sino que también fueron intimados a reincorporar a más trabajadores".

Durante los meses de diciembre y enero, la nueva comisión interna comenzó la reorganización gremial en la planta de galletitas y alimentos de Pacheco. Lo hizo eligiendo a 23 delegados de sector, como lo venían haciendo desde 2008. La mayoría de los despedidos del conflicto pasado eran delegados de sector, y casi ninguno figuró entre los reincorporados.

El 6 de enero, la empresa envió una carta-documento a los integrantes de la interna, donde informó que desconocía a esos nuevos representantes de sector.

Una semana más tarde, el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), Rodolfo Daer, llamó a elección de delegados en la planta, luego de 16 años. "La elección convocada por Daer era completamente restrictiva, porque exigía como requisito ‘excluyente’ estar afiliado durante un año a ese sindicato para poder postularse como candidato, dejaba proscripta al 70 por ciento de la fábrica para postularse y desconocía el fallo ATE sobre libertad sindical de la Corte Suprema", precisó Hermosilla. Según la interna, inventaron cinco sectores que no existen y no convocaron en Elaboración del turno noche y en otros sectores. De todos modos, Hermosilla afirmó que iban a pelear por el reconocimiento de todos los delegados, incluso los que fueran electos por sus compañeros en los comicios convocados por Daer.

Pero no pudo ser. El martes pasado, la empresa negó al sindicato la entrada a la planta, lo que fue calificado por la interna como una "actitud antisindical, porque Kraft no es quién para intervenir en la organización gremial de los trabajadores". La comisión interna y sus abogados acudieron al portón, pero no lograron el ingreso del STIA. "El carácter antidemocrático de la elección convocada por el STIA facilitó la maniobra patronal, ya que esta convocatoria no despertó ningún entusiasmo en los trabajadores de la planta", dijeron los delegados de la interna. Y aprovecharon para reclamar al gremio que conduce Daer que "convoque a asambleas en todas las fábricas de la alimentación para hacer elegir delegados por sector, algo que no ocurre desde hace 16 años".

Comentá la nota