¿Sin problemas financieros?

No sólo la asunción de Matías Mazú como nuevo Ministro de Asuntos Sociales, fue la noticia política de ayer por la tarde.
La puesta en funciones del nuevo titular de la cartera Social –quien dijo que el sistema de Salud de nuestra provincia es “uno de los mejores del país”- trajo consigo llamativas declaraciones del responsable de la Economía de Santa Cruz: el ministro, Juan Manuel Campillo.

Por supuesto que no

El titular de Economía aclaró primero, que con el tiempo habrá aumentos salariales, pero que ahora no es tema del que se pueda hablar, porque “la realidad marca otro tiempo”.

“No es que no seamos oportunos, sino que los tiempos nos marcan otra realidad, pero seguramente se va a poder discutir y explicar porqué se produjeron estas variables que nos imposibilitan tomar ciertas decisiones, y también hablar en que tiempo se van a poder tocar ese tipo de temas”, fundamentó Campillo en Gobierno. Agregó que, comprende la urgencia de los sindicatos que discuten paritarias, aunque al año y a las decisiones “hay que tomarlas con calma”.

Pero su declaración más importante no fue esta. Para Campillo, la provincia no tiene problemas financieros. “Por supuesto que no”, aclaró y adujo que siempre hay inconvenientes junto a problemas coyunturales “aún en tiempos de bonanza”.

Opinó que hay “complicaciones”, pero “la provincia no está en problemas, estamos trabajando día a día en ellos”.

En este sentido adelantó, que desde su Ministerio habrá novedades respecto a la eficiencia del gasto y al incremento de los recursos, “para que dentro de unos meses podamos dar respuestas”.

Mas o menos

El supuesto déficit de 1.960 millones de pesos en el presupuesto 2009, que fuera explicitado por el Intendente de Comandante Luis Piedra Buena, “puede ser menos o puede ser más” indicó y aclaró que “no es déficit”, sino una necesidad de financiamiento.

“Hay que ver como uno lo mide. No es que es un déficit que puede estar en esa suma, puede ser menos puede ser más. Depende de las cosas que uno quiera incluir en el presupuesto. Si uno quiere armar un tamaño de presupuesto que contenga demasiados proyectos para el sector privado, es probable que lleguemos a esa suma, o es probable que estemos en una cuarta parte de esa suma. Hay un menú de alternativas, que están en consideración del Poder Ejecutivo”, destacó.

Sin ley

Otro síntoma de la tan advertida y delicada situación de la economía, fue el hecho de que el propio presidente del bloque de diputados justicialistas, Daniel Pandolfi, no descartó incluir dentro de las medidas necesarias para paliar la crisis, declarar la ley de emergencia económica.

En lo personal, Campillo nunca pensó en dicha ley, y marcó que “hay que estar continuamente siguiendo las variables”.

“Los presupuestos mutan tres veces por día, lo de ayer es historia, la realidad continuamente está cambiando”, sentenció y finalmente anunció que dentro de dos o tres meses “podremos tener novedades”.

Por el momento, el lunes se sabrá que novedad trae consigo el presupuesto.

Comentá la nota