Por "problemas económicos", no pueden imprimir el Boletín Oficial en Centenario.

La situación persiste desde mayo del año pasado. Un edil del Movimiento Popular Neuquino constató con un escribano que se le negó el acceso al documento público. Fue el 8 de julio cuando Vicente Consoli se acerco al Municipio a buscar "en carácter de concejal" los documentos y no se los dieron.
El Municipio de esta localidad no imprime los boletines oficiales desde mayo del año pasado -donde figuran los decretos de sus actos de gobierno- debido a falta de fondos, según afirmó el secretario de Gobierno, Tomás Mooney.

La respuesta oficial ante la ausencia de los documentos públicos la plasmó el funcionario en un acta notarial ante escribano público, tras un pedido del concejal por el Movimiento Popular Neuquino (MPN), Vicente Consoli.

El episodio ocurrió el miércoles 8 de julio a las 11.40, cuando el edil del partido provincial concurrió al edificio municipal a buscar "en carácter de concejal" los documentos donde se publican las normas y decretos del intendente Javier Bertoldi.

"Fue grande la sorpresa cuando me dijeron que como concejal no podía pedir el Boletín Oficial, que no tenía el poder para hacerlo, pero sí a través de una solicitud del cuerpo legislativo en pleno, algo que es ridículo", expresó Consoli.

Considerando esa situación, el edil fue a buscar a un escribano público para constatar la respuesta de los funcionarios municipales. En ese momento, según se expresa en el acta notarial, el secretario Mooney le comunicó que el Municipio tiene "problemas estrictamente económicos".

De acuerdo al documento certificado por escribano, el funcionario dejó en constancia que el Boletín Oficial no ha sido impreso por "una cuestión estrictamente económica", pero que el mismo "está disponible" para el Concejo Deliberante.

"Necesitamos conocer los detalles"

No obstante, en uno de los párrafos del acta se aclara que un concejal "no tiene facultades individuales" para solicitar el documento público, a pesar de que los actos de gobierno son públicos y es un derecho constitucional de cada ciudadano.

Hace 14 meses que la comuna no imprime el Boletín Oficial, a pesar de que este diario pudo constatar de manera extraoficial que la mayoría de los decretos permanecen en "stand by" a la espera de una "decisión política" para darlos a difusión.

Según Consoli, el argumento del secretario de Gobierno -quien es abogado- es "poco creíble" debido a que en las áreas de difusión se gastan cientos de pesos en la impresión de invitaciones.

"¿Son 30 o 40 pesos los que se necesitan para imprimir los boletines oficiales? No entiendo la respuesta. Esto es más un provocación que otra cosa, y como concejales necesitamos conocer el detalle de los actos de gobierno", concluyó el edil.

Problema del pasado

Centenario > La no difusión de los actos de gobierno -a través del retraso de la impresión del Boletín Oficial- no es una falencia exclusiva de la gestión municipal del intendente Javier Bertoldi. Es un problema también del pasado reciente.

Durante la gestión del ex intendente Adrián Cerda, el hoy concejal radical Daniel Egea (en ese entonces tambien era edil) cuestionó duramente la ausencia del Boletín Oficial.

Hoy, siendo oficialista, el panorama es distinto para el concejal, aunque esta vez es Consoli -quien ejerciendo el rol de opositor- el que presiona al ejecutivo municipal para que divulgue en forma transparente los decretos del gobierno.

En su momento, Egea cuestionó no sólo la no entrega del documento público, sino también la ausencia de algunos decretos considerados "bajo sospecha", en lo que se refiere a contrataciones directas y licitaciones privadas.

A partir de esa denuncia pública, que no llegó a un amparo judicial, los boletines se publicaron de forma periódica pero "resumidos". Es decir, evitando los montos destinados por aportes no reintegrables, y los nombres de las empresas.

Comentá la nota