Problemas en Cortínez con el gas

En Cortínez la gente está que explota. Desde el martes a media mañana y al menos hasta el jueves por la tarde un fuerte olor a gas causaba serios trastornos a los vecinos de esa localidad.
Por esta situación, los pobladores pusieron el grito en el cielo. Al principio, la gente salió de sus casas por temor a una explosión en cadena pero también porque no podían respirar con normalidad. Con el correr de los días ya no saben dónde reclamar en busca de una respuesta que pueda explicar el problema generado por la empresa Gas Natural BAN que, entre muchas consecuencias, causó averías en las redes domiciliarias cuyas reparaciones debieron ser costeadas por los propios vecinos afectados.

La respuesta que dio la cuadrilla que acudió a solucionar el grave inconveniente fue que se habrían excedido en la proporción de odorizante, una sustancia química que le agregan al fluido para que el gas tenga su olor característico.

Pero a muchos este argumento no los convenció y ahora sospechan que hubo un exceso de presión que dañó las cañerías e invadió con un aroma penetrante e irrespirable las viviendas de todo el pueblo.

Para colmo, las personas damnificadas no tienen forma de quejarse ya que en las oficinas que la empresa tiene en Luján no cuentan siquiera con libro de quejas a disposición de los clientes.

Ante esto, una vecina y abogada de Cortínez le dijo a este medio que iba a enviar una cartadocumento tanto a la empresa como al ente encargado de controlarla (ENARGAS) para obligar a Gas Natural BAN a que brinde las explicaciones pertinentes de lo ocurrido. Además, se preguntan si la concentración en los niveles de odorizante puede ser tóxica “porque provoca irritaciones, mareos, descomposturas y alergias. Fue un desastre masivo y no tenemos respuestas”, indicó la Dra. María Anselmo a EL CIVISMO.

Comentá la nota