Los problemas del Chaco serán llevados mañana al gobierno por la Mesa de Enlace

La reunión de mañana que mantendrá la Comisión de Enlace con el gobierno nacional será esperada en el Chaco con general expectativa y nerviosismo porque es una de las provincias que más ha sufrido el impacto de las políticas nacionales, agravado por una sequía que terminó de golpear la economía de los chacareros.
Los productores estarán en las rutas, en Sáenz Peña y Basail, esperando una resolución y en especial el impacto de la propuesta que llevará Federación Agraria para el Chaco. En Gato Colorado, en el límite con nuestra provincia también estarán alertados los productores.

La entidad que agrupa a los pequeños y medianos productores estuvo trabajando con el gobierno provincial y coinciden en general los números del Ministerio de Economía y los de la Federación por lo que se solicitará una urgente ayuda que estará avalada con cifras concretas de cómo impactó en la agricultura y ganadería sino también en lo social ya que el Chaco es una de las provincias con mayor cantidad de familias casi en estado desesperante. Ni hablar de los precios que se están pagando por la producción y en especial el algodón.

Los voceros de Federación Agraria recorrieron la provincia y pudieron apreciar la dramática situación de las familias ya que en muchos lugares ni siquiera se pudo cosechar lo de consumo familiar y hasta los animales de granja quedaron afectados. “No solo hay malestar por la falta de políticas claras sino también porque las mismas se prolongan en el tiempo y no hay margen para aguantar” señalaban ayer a NORTE. Una de las propuestas que llevará la Mesa de Enlace a instancias de Federación Agraria será un subsidio de 150 pesos por hectárea sembradas de girasol y en ese sentido el Ministerio de Economía del Chaco evaluó a 1610 productores afectados con un área de 159.000 hectáreas, por lo que para ese rubro se necesitarían mínimamente por lo menos 250.000.000 pesos. En cuanto al algodón hay preocupación por lo sucedido por lo menos en 100.000 hectáreas con muy bajos rendimientos y precios deprimidos, salvándose alrededor de 40.000 hectáreas que tienen un seguro multirriesgo por primera vez instrumentado por el gobierno de Capitanich. De todas maneras el precio del algodón pagado por muchos desmotadores, de acuerdo a las calidades, no supera los 700 a 800 pesos por lo que se solicita que se cumpla con lo anunciado a principios de la campaña de un precio sostén.

Por otra parte, se considera al sector ganadero como uno de los más afectados y a pesar de los 26.000.000 enviados por el gobierno nacional que significaron solo 55 pesos por cada hembra hasta 200 cabezas, es considerado insuficiente ya que de acuerdo a los registros del Senasa en cuanto a la última vacunación contra la aftosa se perdieron o fueron a otras provincias como hacienda malvendida o muertos por la sequía, alrededor de 300.000 cabezas. Todo esto sin contar con los problemas sanitarios y en la parición. Además, se avecina, al parecer, otro invierno seco lo que seguramente se constituirá en un golpe de gracia si no se actúa con rapidez no solo con dinero sino también con medidas para que la hacienda tenga que comer en ese período y para comprar alimento hará falta plata.

Por cierto que estas penurias que describimos son la punta de un iceberg que tiene al Chaco como una de las economías más pobres del país.

Comentá la nota