Más problemas: el ARI y el GEN no apoyan la candidatura de Hilma Ré.

Son los partidos con los que se conformó la alianza y con los que esta semana debe presentar los candidatos.
El dirigente del ARI (Afirmación para una República Igualitaria) entrerriano Jorge Daneri sostuvo ayer que su sector, al igual que el GEN (Generación para un Encuentro Nacional) no avalarán la candidatura de la dirigente diamantina Hilma Ré, de la Sociedad Rural, en reemplazo de la militante del ARI Adriana de la Cruz de Zabal.

La decisión se tomó luego de que ese sector, que integra junto al GEN la Coalición Cívica, tomara la decisión de retirar la candidatura de De Zabal, luego de ser duramente cuestionada por sus posturas en defensa del medio ambiente y en contra de la sojización.

Tal como informó detalladamente UNO, sectores vinculados a las entidades agropecuarias que acompañan la alianza electoral comandada por la UCR cuestionaron a la ex convencional De Zabal por su postura en favor del medio ambiente durante la última Convención Constituyente.

De Zabal había llegado a ese lugar a instancias de Elisa Carrión, quien a través del diputado nacional Gustavo Cusinato y del candidato Atilio Benedetti, logró que el congreso radical del 25 de abril echara por tierra lo acordado por la UCR con el Partido Socialista, lo que implicaba que la representación femenina le correspondiera a ese sector, con la postulación de Estela Troncoso.

Una vez caída De Zabal se propuso a la ruralista diamantina.

Que la banque la Sociedad Rural. Daneri dejó ayer a salvo la relación del ARI con la UCR, de la cual dijo que "sigue siendo seria" y que espera que "camine por los caminos que tienen que caminar, es decir el diálogo".

Sin embargo, señaló que De Zabal fue víctima de "una actitud de diversos sectores tendientes de modificar su imagen, de quien fue una excelente convencional, y la tildaron de ambientalista fundamentalista (...) En esta maniobra pueden estar involucrados algunos dirigentes del campo, pero no los grandes luchadores, que son los pequeños y medianos productores", aclaró, confirmando lo publicado durante la semana pasada por UNO.

Esos dirigentes "no dan la cara, pero son los que han hecho una operación monumental", indicó Daneri en una frase que puede entenderse en varios sentidos, incluida la de haber realizado operaciones periodísticas.

El dirigente del ARI dijo que celebra "la integración de la dirigente agraria de este nuevo polo que es Unión por Todos, que preside Patricia Bullrich en el país" a la alianza que encabeza el radicalismo.

Sin embargo, aclaró que "quienes impulsan a Ré tendrán que sostener su candidatura hasta el sábado. Nosotros no vamos a sostener desde el ARI y los sectores independientes esta candidatura", indicó.

Daneri remarcó que el ARI hizo "todos los gestos" para mantenerse en la alianza. "Hace dos años, desde el desierto, en la Coalición Cívica, sostuvimos al socialismo hasta los últimos escenarios de acuerdo político, y hoy Lisandro Viale es diputado nacional. Hemos ayudado a reformar la Constitución de la provincia, estamos casi de igual a igual con el radicalismo, tal como lo señalan encuestas que andan por ahí, cualquiera que sea", remarcó.

"Si ayer (por el domingo) la Sociedad Rural Argentina (SRA), desde sus oficinas redacta un despacho de prensa, firmado por su presidente, donde dice que la SRA tiene su primera candidata, que vengan ellos a sostenerla en la provincia", aclaró contundentemente.

Por último, señaló: "Nosotros hacemos política dando la cara, de frente a la gente. Integramos coaliciones con partidos políticos. Quienes aprueban estos cambios (de candidatos) y no entienden que los candidatos federalmente se acuerdan en el territorio de las provincias, y dicen ser federales, que se hagan cargo", concluyó.

Los radicales frente a dos alternativas riesgosas

Carlos Matteoda

De la Redacción de UNO

La información de pasillos del comité radical daba cuenta ayer de que los dirigentes del ARI y el GEN se reunieron el domingo a la noche. Del encuentro participaron Daneri por el primero y Osvaldo Fernández y Néstor Golpe por el segundo.

En ese encuentro convinieron en que ninguno de los dos sectores va a aceptar el reemplazo de De Zabal por Ré, sobre la base de un planteo de federalismo y reclamando que se respete la visión de los dirigentes locales sobre las candidaturas en la provincia.

En los pasillos radicales insistían ayer, con ironía, en que ni el ARI ni el GEN reclamaron federalismo cuando siguiendo las órdenes de Carrió, Benedetti y Cusinato desautorizaron el acuerdo firmado con el socialismo para colocar a la candidata de la Coalición Cívica.

También los radicales que sostienen a Ré se mofaban de la protesta de los partidos de la Coalición Cívica contra la Sociedad Rural. "Hablan en contra de la Sociedad Rural como si Farer (la entidad de la que proviene Jorge Chemes, candidato en tercer lugar) fuera algo distinto", señalaban.

Los radicales entienden que tanto el ARI como el GEN están presionando para lograr el reemplazo de Hilma Ré, a punto tal que aseguran que Daneri está buscando un nombre alternativo; mientras el GEN insiste en proponer a Valentina Uranga para la candidatura femenina a diputada nacional. Incluso creen que la fisura en el radicalismo que pusieron enevidencia los dichos de Ricardo Troncoso, los alientan en este "apriete".

El Comité Provincial de la UCR se reunirá hoy para analizar la situación y no se sabe qué postura adoptará.

La posibilidad de bajar de la lista a Ré profundizaría la imagen caótica que el proceso aliancista tiene hasta ahora, además de enojar a importantes dirigentes rurales de la provincia, especialmente algunos con influencia en medios de comunicación.

Por el contrario, sostenerla alejará más al ARI y al GEN, que son los partidos de la Coalición Cívica con los que se formó la alianza en la provincia. La duda surge necesariamente: ¿Y si la postura de ambos partidos no es una estrategia para presionar y se sostiene hasta la última instancia? Si el ARI y el GEN deciden retirarse de la alianza inscripta, la UCR podría verse obligada a ir a los comicios de junio con su lista propia.

Muchos radicales creen que en esta instancia cambiar nuevamente a la candidata sería un papelón que habría que evitar –consideran que la protesta del GEN y el ARI es sólo "devolución de gentilezas" por la caída de De Zabal– pero ninguno se atreve a decir taxativamente que la alianza está asegurada.

Por eso existe la sensación de que hoy, al momento de tomar una decisión, el Comité Provincial estará caminando por la cornisa.

Comentá la nota