'El problema de la salud es político y no de caja'

Lo señalaron los trabajadores de la salud autoconvocados que se concretaron, en importante número en la IIIª marcha de antorchas hacia plaza Independencia
Tal como estaba previsto, y a pesar de algunos gestos y mensajes enviados desde el Poder Ejecutivo, con el objeto de bajar los niveles de conflictividad con los trabajadores de la salud autoconvocados, (se retiraron a los efectivos policiales de las puertas de los hospitales y se anunció la posibilidad de mover los montos de incrementos salariales), los empleados volvieron a reunirse en Plaza Independencia, donde, con la presencia de un importante número de personas, concretaron una nueva, la IIIª, marcha de antorchas, en el marco del reclamo que llevan adelante los trabajadores que solicitan aumentos en los salarios y mejoras laborales, culminando la semana quince desde que se provincializó el conflicto.

Diversos fueron los representantes de los trabajadores que subieron al escenario montado en las veredas del paseo público, donde todos los asistentes daban la espalda al Palacio Gubernamental, que presentó una fuerte presencia policial con doble vallado.

Un hecho particular llamó la atención, y es que los manifestantes llegaron a la Plaza Independencia "flanqueados" por corpulentos "trabajadores", identificados con un brazalete de color rojo, que también formaban una valla. Al decir de los organizadores es evitar que se reciban provocaciones externas para con los participantes de la movilización.

Uno de los discursos más encendidos fue el realizado por el médico Enrique Racedo, que en su alocución manifestaba que "estamos aquí para que nos escuchen aquellos que no quieren hacerlo. Estamos para explicar los motivos de nuestra lucha a aquellos que no quieren entenderla. No queremos esta situación, nos obligan tomar semana a semana la plaza. Esto no es deseado por nadie, y mucho menos por nuestro sector".

"En el siglo XIX un pensador decía '...la única verdad es la realidad...'; nuestra realidad es que desde hace varios meses comenzamos una lucha reivindicativa, por un salario digno desde el sector humanista. Somos humanista por dos razones, por su génesis, por su nacimientos, pero fundamentalmente porque atendemos, curamos, escuchamos, solucionamos los problemas de los sectores más desprotegidos de la sociedad, por eso estamos aquí, señor gobernador", lo destacaba Racedo

"Respetamos la institucionalidad y no dejamos de reconocer de que usted (por el gobernador) ocupa un cargo por voluntad democrática, pero el pueblo hoy está aquí haciendo uso de la libertad de expresarse, como usted ejerce el Poder", lo señaló el manifestante.

Por otra parte dijo que "nos resistimos a aceptar que el problema de la salud sea un problema de caja. Este no es un problema de guita, y no se soluciona diciendo no tenemos plata, no debe bastardearse diciendo que nosotros por el pedido de aumento podemos poner en peligro la paz social. El problema de la salud no se debe manosea diciendo diez chirolas de aumento para arriba o para abajo, como si la resolución estuviera en la góndola de un supermercado".

"Le venimos a decir gobernador que este problema, el de la salud, es político. Estamos dispuestos a discutir política, no una política electoral. Estamos dispuestos a discutir cambios para que haya una sociedad más justa", lo destacó Racedo, agregando que "un maestro me supo decir que cuando no nos metemos con la política, esta se mete con nosotros todos los días. Por eso señor gobernador, nuestro problema es político y no de caja".

"Hay redistribuir la riqueza, como lo dice la señora Presidente. Para que este suceda hay que proyectar una provincia distinta, jerarquizando las soluciones a los más desprotegidos, pero con un axioma que no podemos dejar de lado 'tolerancia cero a la corrupción'".

Los trabajadores de la salud autoconvocados, finalizaron el acto, para luego marchar alrededor de la plaza y proceder a desconcentrarse.

Muchos guardan expectativas al nuevo encuentro con el Arzobispo de Tucumán, Monseñor Luis Villalba, para escuchar la nueva oferta del gobierno, aunque consideran que no será superadora del conflicto.

Comentá la nota