"El problema no es pelearme con Reutemann, para nada"

El gobernador aseguró que cuando mencionó ese tema se peleó con Reutemann, pero que en realidad lo importante es "solucionar el tema". Aunque reconoció que "es poco lo que se puede hacer: Yo no puedo avanzar sobre la justicia", dijo.
"Reutemann era el gobernador, era el responsable político. Pero el problema no es pelearme con Carlos Reutemann, el problema es solucionar los problemas. Esa es la cuestión, por más que uno diga cosas, si después la justicia no lo toma, ahí se termina todo. Hoy no hay voluntad política de la Legislatura, de la Cámara de Senadores de tener un juicio político. Realmente, es poco lo que podemos hacer". Con esta frase respondió el gobernador Hermes Binner a Rosario/12 cuando se lo consultó sobre su decisión de enfrentarse con el ex mandatario santafesino por su responsabilidad política ante las muertes de diciembre de 2001, tal como se le apuntó en el documento de la Comisión Investigadora no Gubernamental. La Comisión le exigió que cumpliera su compromiso de acelerar las causas y que sentara en el banquillo a los responsables políticos de las siete muertes a manos policiales.

-Hay un duro comunicado de la Comisión Investigadora No Gubernamental del Diciembre de 2001 en donde se hace referencia a su primer año de gobierno y se le exige que cumpla el compromiso adoptado al inicio de su gestión de agilizar estas causas judiciales...

-Vamos a apoyar todo lo que se esté haciendo en este momento. Pero no se olvide que hay una división de poderes que es la base de la república en el cual el Ejecutivo no puede decirle a los jueces que es lo que tiene que hacer. De manera que hoy el rol está en la justicia y estamos esperando que nos digan que es lo que necesitan para que trabajen en función de la resolución de estas causas.

-El texto del comunicado señala además que el Ministro de Justicia y Derechos Humanos Héctor Superti se había comprometido a compartir la documentación oficial sobre el tema, y la Comisión dice que no lo ha cumplido.

-La verdad es que no conozco ese tema en particular.

-¿Usted tiene la decisión de ir contra Carlos Reutemann como responsable político de aquellos episodios tal como reclama la Comisión?

-Mire, lo he manifestado hace unos días, con lo cual se enojó Reutemann conmigo, pero en ocasión del conflicto que se dio en Atilra, marcamos cuál era la forma de proceder hoy y cual fue la forma en el 2001. Ahora estas son formas de decisión política que tiene que ver con el Ejecutivo. Lo que nosotros no podemos es avanzar en lo que no nos compete, que es administrar justicia sobre estos hechos.

-¿Qué podría hacer usted para acelerar las causas y para lograr que declare en la justicia quien las propias víctimas consideran el responsable político?

-¿Y a usted qué el parece, que puedo hacer?

-Bueno, esa no es mi tarea. Pero, ¿usted tiene la de decisión de pelearse con Carlos Reutemann?.

-Pero no es el problema pelearse con Carlos Reutemann, el problema es solucionar los problemas. Esa es la cuestión, entonces por más que uno diga cosas, si después la justicia no lo toma, que vamos a hacer nosotros. Ahí se termina todo. ¿Usted ve que hay voluntad política de la Legislatura, de la Cámara de Senadores de tener un juicio político? No hay este interés. Entonces, realmente, es poco lo que podemos hacer más allá de lo que estamos haciendo efectivamente. En el tema de los juicios de lesa humanidad estamos apuntalando a los testigos y en la defensa de los mismos, apoyando todas estas cuestiones. En el tema de los jueces estamos terminando con la elección discriminada, y hoy hay un Consejo de la Magistratura que elige a los mejores. Además hoy hay cuestiones que nos preocupan, pero tenemos que ver en qué lugar tenemos que solucionarlos. De lo contrario nosotros nos cargamos con cosas que no podemos solucionarlas, y eso nos paraliza. Tenemos que ver por dónde estan las cosas. Nosotros hemos sacado las vallas (de la Casa Gris) y hemos recibido a todos, hemos estado en todas las reuniones, pero lo que no podemos hacer nosotros es impartir justicia.

-La propia Celeste Lepratti le reclamó públicamente la ayuda y el apoyo para estas causas del Diciembre Trágico...

-Y ella tiene la ayuda y el apoyo, pero lo que no puedo es eludir la Constitución, que es muy clara en esto.

-¿No se siente en deuda con este pedido?

-No, al contrario me siento permanentemente reclamando. Es más la propia marcha de Pocho Lepratti ha sido parte de nuestra campaña y hoy lo venimos defendiendo continuamente. Y hace pocos días, esto salió publicado en los diarios por lo que Reutemann se molestó por las declaraciones mías acerca de cómo actuaron en los hechos del 2001. Así que somos muy cautos en esto porque sabemos por donde pasan las cosas.

-¿Para usted Reutemann es responsable políticamente por lo que pasó en diciembre de 2001?

-Mire, Reutemann era el gobernador cuando ocurrió todo esto, pero las responsabilidades las tiene que establecer la justicia. Por eso nosotros estamos eligiendo una nueva forma de selección de jueces al Consejo de la Magistratura de hoy que fíjese como se da. La forma en que se propone a los jueces es una potestad constitucional del Ejecutivo, y la elección de los mismos es una potestad del Legislativo. Pero, ¿qué es lo que está cuestionando hoy el Senado? Está cuestionando la forma de elegir. Así que estamos valorando la forma a dedo. Decimos que elijo a mi primo, a mi tío, mi hermano, al compañero de mi partido ó pongo en marcha un mecanismo para elegir a los mejores. Esto es lo que estamos haciendo. La democracia es así, es lenta, pero nosotros sino estamos haciendo lo mismo que estamos criticando.

-La síntesis de su respuesta es que no pretende inmiscuirse en la justicia...

-No debo inmiscuirme, no es que no quiera. Ojalá hubiésemos ido más rápido, ojalá renunciaran muchos jueces, y pudiésemos poner muchos otros surgidos de otra forma de elegir, pero bueno esto es lento y va a llevar su tiempo. La democracia no se edifica en un rato, sino en el tiempo.

-En el último tiempo se ligó al gobierno provincial, a usted mismo, con Eduardo J. López, quien finalmente no ocupa más la presidencia de el club Newell's Old Boys donde hubo elecciones, intervino Fiscalía de Estado, también el Ministerio de Seguridad, y se pudo votar. ¿Se sintió dañado, tocado por la asociación pública que se hizo entre usted y López?

-No, en absoluto porque no es verdad. Entonces, siempre uno se preocupa por las cosas que son verdaderas, las que son falsas que se hagan cargo las que cometen esa falsedad. En la práctica todo el proceso ha demostrado que tiene una gran transparencia y con un resultado que le da un triunfo a la democracia. Nosotros estamos muy contentos con lo que ha pasado.

-¿Qué puede hacer ahora el gobierno provincial por la continuidad de otro de los emprendimientos de Eduardo López, cómo es el diario El Ciudadano, con un centenar de trabajadores y que esta semana estuvo cerrado durante un día?

-Bueno, está el Ministerio de Trabajo constituído ahí, y hay una serie de opciones, ahora se ha prorrogado esta empresa por un tiempo, veremos cuál es el resultado. Pero es un emprendimiento privado. Y hoy tenemos varios problemas: está el de Paraná Metal, está el de General Motors, el de las curtiembres del norte provincial, en fin son temas que se enmarcan en la misma situación. Nos preocupa no perder la fuente de trabajo, nos preocupa defender el valor del trabajo como valor de dignidad para el ser humano, y en eso estamos trabajando y pidiéndole al gobierno nacional que escuche al campo, y que genere políticas que permitan poner en marcha nuestro proceso productivo, que hoy está parado.

Comentá la nota