Problema ambiental Entramos en otra década con una deuda ambiental pendiente

Mientras los Gobiernos de Zárate y Campana discuten distintas metodologías para mejorar la situación ambiental, hace muchísimos años que los Residuos Sólidos Urbanos son volcados a cielo abierto, y sólo los "cartoneros" ven esta realidad que se encuentra a la altura del Km. 83.500 sobre Ruta 9.
Desde hace varios años los Gobiernos de Zárate y Campana, han iniciado la tarea de trabajar en conjunto con la idea de constituir un ente bi-co-munal para tratar el tema de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU). Sin embargo, es un proyecto que progresa con lentitud, mientras que la contaminación ambiental crece descontroladamente día a día, y pocos se percatan de esta situación.

No hubo nunca una política de Estado firme al respecto. Tal es así que cuando se armó un Relleno Sanitario (RS) operado por terceros y contratado por ambos munici-pios, presentó quiebra porque los mismos le adeudaban millones de pesos, y se volvió, sin ningún prejuicio, a tirar la basura a cielo abierto.

El RS estaba ubicado en el camino al Morejón, Partido de Campana, en dirección a Capilla del Señor, y funcionó hasta la crisis del 2001. La deuda, según se pudo precisar, se acercaba a los diez mi-llones de pesos entre ambas ciuda-des, con un porcentaje aproximado del 60% de Zárate y el 40% de Campana. Al respecto, el secretario de Planeamiento y Obras Públicas de Campana, Arq. Claudio Rodrí-guez explicó brevemente: "Como los valores en ese momento estaban expresados en dólares y estaba vigente la convertibilidad, a partir de la crisis y con la devaluación, este contrato no se pudo sostener".

Al Basurero

Desde entonces, finales de 2001 principio de 2002, los RSU vuelven a ser volcados a cielo abierto en los terrenos de la familia Concaro, en el cual hace muchísimos años funcionó una tosquera -y ese era otro problema ambiental grave para los Distritos, porque estos sitios se transforman en lagos artificiales peligrosos- es así que en su momento, los Gobier-nos de Zárate y Campana vieron que era un lugar apto para dispo-ner los RSU. Pero lo grave de la situación es que a dichos residuos no se les da ningún tipo de trata-miento.

El "Basurero" está ubicado sobre Ruta 9, Km. 83.500, y Hugo Concaro es el dueño de las más de 70 hectáreas que cedió en alquiler a las comunas, y en donde diariamente se tiran aproximadamente 200 toneladas de basura entre ambas localidades. Según comentó el propio Concaro esta actividad se desarrolla desde 1972. Aunque no nos quiso brindar más información debido a que el Subsecretario de Planeamiento Estratégico de Zárate, le "prohibió" hablar con los Medios sobre la situación actual de los residuos.

Al lugar llegan por día más de 40 camiones. La mayoría son de las empresas a cargo de la recole-cción de residuos -Agrotécnica Fueguina en Campana y Coopera-tiva Eléctrica en Zárate-, pero también llegan algunos camiones de barrios cerrados o de algunas empresas que depositan material asimilable a lo que serían residuos domiciliarios.

Pero además sería este mismo predio donde posiblemente se emplace un Relleno Sanitario y su respectiva planta de tratamiento, la cual hace años están planificando.

Trabajo con la JICA

Por otra parte, y paralelamente a esta situación ambas comunida-des comenzaron a realizar un trabajo con la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA), a la cual se llegó a través de una gestión de la Secretaría de Política Ambiental de la Provincia, hoy OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible).

Esta Agencia estudiaría el impacto ambiental de ambas ciudades, ofreciendo una vinculación tecnológica con una capacitación, más la posibilidad del financia-miento a los proyectos que surjan. Este convenio comienza a funcio-nar en el año 2005 y se empieza a concretar en hechos tangibles en 2006/07, durante el gobierno de Omar Bernués en Zárate y de Jorge Varela en Campana.

Lo primero que se hizo fue un análisis de lo que se tiraba como basura en ambas ciudades, y lo co-menzaron a estudiar para desarro-llar en un corto y mediano plazo, un proyecto de reciclado, determinando lo que era fácilmente reutilizable y qué desechos no era posible reconsiderar. De esta manera se comienzan a hacer pequeñas pruebas pilotos en algunos barrios de ambas ciudades, con mayor intensidad durante el año pasado, solicitándoles a los vecinos que se-paren en origen (en sus hogares) los residuos. El proceso es el si-guiente: los vecinos los días martes sacan cartón, vidrio y metal en una bolsa negra-no saca los otros resi-duos- y un camión especial de la empresa recolectora los lleva a la disposición final, la cual no se mezcla con la otra basura, sino que es dispuesta en una parcela especial en donde los grupos de recolectores urbanos – que llegan a ser más de 100 personas- puede recoger estos elementos.

En Campana se comenzó en Ariel del Plata, y en Zárate en algunas cuadras de Villa Fox. "Este trabajo resultó muy positivo con una adhesión del orden del 90% de los vecinos, lo cual es una cifra sorprendente y bastante buena", dijo sobre la tarea realizada en Campa-na el Arq. Rodríguez, quien agregó que se está intentando que esta ta-rea se amplíe a otros barrios, mientras que en Zárate no se habla mu-cho del tema.

Cambio de Funcionarios

En 2007 cambian las autoridades luego de las elecciones ge-nerales, y particularmente en Zárate se hace cargo de la Dirección de Medio Ambiente el Ing. Carlos José Oquendo. Se trata de un académico de la UTN quien no tuvo ningún sustento político, administrativo y económico del gobierno municipal, y luego de no encontrar respuestas concretas para solucionar esta problemática ambiental, entre otras, presentó su renuncia.

Luego de que por mucho tiempo estuvo la dirección de Medio Ambiente sin una comandancia, el Intendente Municipal zarateño, Osvaldo Cáffaro, echó mano en el organigrama municipal con dos timones distintos: por un lado creó una subsecretaría de Planeamiento Estratégico bajo la conducción del Ing. Alejandro Falcó, que depende de la Secretaría de Gobierno, y por otro nombró a Jorge Svartz como director de Medio Ambiente que depende de la Jefatura de Gabine-te. Pero a pesar de la existencia de esas dos áreas "hace muchísimos meses que no se genera algo sustentable", señaló el presidente de la Comisión de Medio Ambiente del Concejo Deliberante de Zárate, Gustavo Coria.

Asimismo, como se trata de un área muy sensible, y los resultados de estos trabajos son "para ayer", Alejandro Falcó se alejó de la ges-tión tras no haber podido cumplir con los objetivos planteados.

Capacitación

En este marco la JICA continuó trabajando, al punto que les ofrece a los directores de Medio Ambiente de Campana y de Zárate viajar a Japón para capacitarse allí sobre los Residuos Sólidos Urbanos de la cual participan la Lic. Stella Bonaventura, Subsecretaria de Medio Ambiente de Campana, y el Ing. Alejandro Falcó representando a Zárate. Esto se produjo luego de que la JICA realizara un diagnóstico y se conozca lo que consumimos y lo que dejamos como basura los zarateños y los campanenses.

En el medio de eso el DEM (Departamento Ejecutivo Munici-pal) de Zárate actual, reformó el proyecto anterior de Relleno Sanitario, presentado en el Gobier-no del intendente Omar Bernués: el CeGIRSU (Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos). De esta manera, el Ing. Falcó peticionó, en junio del año pasado, al Departamento Legisla-tivo de Zárate que se aprobara una ordenanza convocando a una Audiencia Pública. La misma tendría como objetivo seleccionar un lugar para el emplazamiento del Relleno Sanitario.

Fue así que le advirtieron que no podían convocar a una Audiencia Pública, si no existe un registro con terrenos posibles. Es de esta manera que en la propia subsecretaría de Planeamiento Estratégico se abrió un Registro de oferentes, pero "nadie conoce cuáles son los parámetros que se puso para anotar a los terrenos oferentes que sean aptos para un RS, ya que si se hubiera hecho por Ordenanza se hace más público y podría haber sido más controlado por el HCD", afirmó el edil Gustavo Coria.

Si bien todavía no informaron oficialmente quienes se presenta-ron, trascendió que hay dos oferen-tes: un terreno en la Isla, y el de Concaro, aunque el 99% apunta que será emplazado en éste último.

"Todavía el estudio está en marcha y no están los resultados finales. Lo que podemos adelantar es que hoy por hoy, sigue siendo el terreno de Concaro la mejor opción porque vamos a matar dos pájaros de un tiro. Vamos a remediar el daño ambiental que ya se hizo, y vamos a producir en el mismo lugar una planta modelo que va a poder tratar los residuos de las dos ciudades", aseguró por su parte el secretario de Obras Públicas de Campana, el Arq. Rodríguez.

"Basura Cero"

Al mismo tiempo, el bloque de la Coalición Cívica de Zárate, presentó un proyecto en el Concejo Deliberante de "Basura Cero". El mismo fue enviado a las comisiones de Ecología y Medio Ambiente y a Legislación e Interpretación.

La primera de ellas le dio despacho favorable con una amplia serie de modificaciones las cuales fueron avaladas por todos los sectores políticos que conforman el HCD, y de esta manera pasó a la Comisión de Legislación e Interpretación.

Se trata de "un proyecto para el tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos que es una tendencia a que exista una disminución de los mismos, o sea que el destino final sería el Relleno Sanitario como una cosa mínima", aseguró el presidente del bloque de la Coalición Cívica, Enrique Lasaga.

Por otra parte, se le consultó qué diferencia existe entre el CeGIRSU y "Basura Cero", y en este aspecto Lasaga remarcó que "en realidad desde el punto de vista técnico tiene muchas similitudes uno y otro proyecto, por ahí lo que hay que ajustar es el tema de cómo se va a sustentar este proyecto o quién va a estar a cargo del mismo.

En las últimas charlas que hemos mantenido, inclusive con el señor Falcó, él también manifestó tener algunas coincidencias con lo que nosotros preconizábamos, en el sentido de que esto sea manejado en definitiva por el municipio que es lo que a nosotros nos interesa, y no queremos que sea una empresa privada que venga a hacer el tratamiento de los residuos", sostuvo el concejal.

Estudio de impacto ambiental

En este marco el Ing. Alejandro Falcó envió un expediente a través del cual pedía una copia del proyecto original de "Basura Cero", con las modificaciones realizadas, para ser remitidos a una consultora privada que el municipio contrató a través de un financiamiento nacional, para hacer un estudio de impacto ambiental en el supuesto terreno en donde se instalaría el CeGIRSU (terreno de Concaro).

Se trata de una consultora capitalina, HYTSA Estudios y Proyectos S.A. que empezó a trabajar el 1º de julio y cuya duración sería de 120 días, a un costo apro-ximado de 300.000 pesos.

Lo llamativo de esto, es que a pesar de que todavía no se hizo lugar a la Audiencia Pública, ya se está haciendo un estudio ambiental, y no lo están haciendo con una universidad especializada en la materia, tal como estaba previsto en un primer momento, sino con una consultora privada.

"Hemos logrado la contratación con una ayuda del gobierno nacional de una consultora que está haciendo los estudios preli-minares, y está proponiendo el proyecto que tenemos que resolver en el terreno de disposición final", señaló el secretario de Obras Públicas de Campana.

Mientras que a su vez agregó que básicamente "Este proyecto va a hacer una planta de separación de residuos y una planta industrial, en donde organizadamente puedan trabajar los cartoneros con los elementos bien puestos, para producir la separación y se pueda producir organizadamente la venta de vidrios, de papel y cartón. Con los residuos orgánicos que quedan, un Relleno Sanitario. Básicamente ese es el proyecto que se está ela-borando", sintetizó el Arq. Claudio Rodríguez, quien aseguró que una vez que este estudio finalice, ambos municipios irían en busca de financiamiento para instalar el RS.

Mientras tanto, el problema ambiental provocado por los RSU sigue creciendo en ambas ciudades, al punto tal que no sólo existe el basural de Concaro a cielo abierto, sino que constantemente se generan distintos basurales en varios puntos de ambas comunidades.

Esto se debe por un lado a la falta de responsabilidad de los vecinos, y en otros casos, porque varias barriadas no están dentro de los contratos de concesión de recole-cción.

Pero más allá de las discusiones políticas que se puedan llegar a suscitar, la principal tarea de los gobiernos es llegar a concientizar a los ciudadanos, que no es una tarea fácil. Son pocos los zarateños como campanenses que conocen el "basural" por dentro, y por ende el impacto ambiental y la situación actual en la que se encuentra el mismo.

Comentá la nota