Probation a un partido K por mal uso de fondos

Dirigentes y afiliados del Partido Intransigente deberán tomar un curso sobre financiamiento. Cuestionaron su campaña -junto al FpV- en el 2007.
Con el valijagate como fantasma, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Capital Federal concedió una probation al Partido Intransigente (PI), que forma parte del oficialista Frente para la Victoria en el distrito porteño a raíz de presuntas irregularidades en el financiamiento de la campaña electoral de 2007.

Los intransigentes, fuerza política creada por el ya fallecido Óscar Alende, habían sido cuestionados por la Auditoria General de la Ciudad de Buenos Aires por su uso de los fondos del período abril – junio de 2007, sostiene un fallo al que tuvo acceso la agencia DyN.

Según el documento, las objeciones estaban vinculadas con "diversos incumplimientos a la ley número 268", en lo referido a gastos de campaña y aporte público.

El PI rechazó los cuestionamientos oficiales y la Justicia aprobó la posibilidad de una probation que consistirá en "realizar en el ámbito del partido una jornada referida al financiamiento de campañas de los partidos políticos dirigida a las autoridades partidarias, afiliados adherentes y jóvenes dirigentes".

Además, la fuerza política integrante de la alianza oficialista deberá “comprar insumos y enseres por la suma de 1.000 pesos para ser entregados al Hogar Chiquitos —Hogar Convivencial de Niños— sito en la calle Pavón 4136 de esta ciudad", obra a la que se comprometió.

Así, el partido en cuestión dispondrá de un plazo de un año para llevar adelante ambas acciones y "en caso de no cumplir con las reglas de conducta impuestas, se revocará el beneficio concedido y continuará el proceso", expresa el fallo.

El acuerdo fue homologado por mayoría con las firmas de los jueces José Osvaldo Casás, Alicia Ruiz y Luis Lozano.

Comentá la nota