Privatizadas. Marcada diferencia entre el gobierno y el quintelismo

El ministro Javier Tineo descartó de plano la iniciativa del diputado quintelista Ramón Vera, que procura hacer caer las concesiones de las empresas Edelar y Aguas de La Rioja, proyecto que durante el fin de semana avaló el intendente Ricardo Quintela. A la iniciativa de Vera se sumaron el diputado capitalino Jorge Machicote y su par chileciteño Enrique Molina. Es la primera disidencia fuerte en el bloque oficialista y marca otro punto de conflicto entre el bederismo y el quintelismo
La situación de las empresas privatizadas de servicios públicos ya marca una profunda diferencia dentro del oficialismo justicialista y amenaza dividir la homogeneidad del bloque oficialista en la Legislatura.

Lejos de pensar en estatizar las empresas privatizadas de servicios públicos -como lo pretende el quintelismo-, el gobierno solicitará a la Cámara de Diputados la prórroga por un año mas de la Ley de Emergencia Económica, que habilitó la discusión de los contratos con las empresas concesionarias de servicios públicos.

La Ley 8211 sancionada en noviembre de 2007, declaró en estado de emergencia económica administrativa y financiera las participaciones accionarias, por 180 días, de los servicios públicos y los contratos celebrados, con su correspondiente ejecución por el Estado provincial y entes públicos en ejercicio de funciones administrativas vinculados con la realización de proyectos y/o ejecución de obras públicas, prestación de servicios públicos de agua, energía, servicios bancarios y otras concesiones.

La norma ya tiene una prórroga que caduca en diciembre próximo por lo que la Cámara debería aprobar una nueva modificación antes que finalice este período legislativo.

Tineo explicó al diario local Nueva Rioja que necesitan al menos un año más porque solamente hubo avances parciales de acuerdo a lo estipulado por la norma que abarca a varias empresas como Edelar, Aguas de La Rioja y el Nuevo Banco de La Rioja.

El ministro descartó la iniciativa del diputado quintelista Ramón Vera y del intendente capitalino Ricardo Quintela de hacer caducar las concesiones y sostuvo que el Estado no se encuentra en condiciones de hacerse cargo de las compañías. "Es un disparate", remató.

Tres diputados a favor de la reestatización de privatizadas

Mas allá de la posición del gobierno, los diputados por Capital, Ramón Vera y Jorge Machicote, volvieron a advertir este martes sobre la urgente necesidad de reestatizar Aguas de la Rioja y Edelar, efectuando fuertes acusaciones a las mismas por incumplimiento del servicio y por los gastos que ocasionaron al Estado.

Ambos diputados - integrantes de la Comisión de Privatizaciones de la Cámara -, acompañados del diputado chileciteño Enrique Molina, se mostraron muy disconformes con el servicio de estas empresas y solicitaron que el gerente de la empresa sea en el futuro un funcionario designado por el Estado Provincial.

Ramón Vera, autor del proyecto de ley que estipula la recesión del contrato de concesión con las empresas Aguas de La Rioja y Edelar, declaró en principio que la Cámara citará a ambas para que entreguen un informe a la Comisión de Privatizaciones, debido a que “la situación del agua en La Rioja es desesperante, ya que hay barrios íntegros que no están teniendo este servicio, lo cual amerita que en este tema se avance muy rápidamente”.

“Me puse en contacto con Defensa Civil de la Provincia y Defensa Civil Municipal para que podamos abastecer rápidamente a los barrios que no tengan este servicio” anunció Vera.

Subrayó el diputado Vera que “la presentación de este proyecto de ley fue por incumplimiento y falta de inversión, en realidad la inversión la está haciendo la provincia, las empresas son meras facturadoras y no tuvieron la previsibilidad del crecimiento demográfico de nuestra provincia, para poder brindar un servicio como corresponde”.

Ramón Vera detalló que los barrios que se encuentran en situación de emergencia por la carencia de agua son Alunai, Benjamín Rincón, Santa Justina, Virgen del Valle y San Martín.

Jorge Machicote, explicó a su vez, que este problema se inicia desde el mismo momento que se firmaron los contratos de concesión de estas empresas, bajo la gobernación de Angel Maza, momento desde el cual “se obviaron algunos pasos, como la audiencia pública”.

“El anterior gobernador (por Maza), en vez de discutir las tarifas y la inversión que tenían que hacer las empresas, directamente no las convocó y lo que se hizo a posteriori fue que el Estado se hizo cargo de muchas cosas que tenían que estar a cargo de las empresas”, denunció Machicote.

Ejemplificó que una de las obras de las que se terminó haciendo cargo el Estado fue la del sistema de cloacas, que se construyó en avenida San Francisco, que le costó a la provincia la suma de “ocho millones (pesos)”, cuya red troncal “no funciona”. Recordó además que “la mayoría de lo que se hizo fue por esfuerzo del vecino, que construyó la zanja y puso los caños”.

En el caso de Edelar, según Machicote, “la provincia se hizo cargo de toda la infraestructura, como por ejemplo las turbinas que fueron alquiladas por el Estado”. También denunció que “nunca pagaron la multa correspondiente por los cortes, como estipula el contrato”.

“¿Qué obra realizó Aguas de la Rioja o Edelar en los últimos cinco o siete años? Ninguna” resaltó Machicote. “Hoy la provincia está entregando lotes con servicios de los cuales se hace cargo” y agregó que “la concesión de Edelar es en Capital, Chilecito y Chamical, sin embargo facturan en toda la provincia”.

Para Machicote, “lo que están haciendo las empresas es un cuadro de extorsión, manifestando que quieren aumentar la tarifas un 40% por que se les debe dinero desde el año 2000, pero ¿y la inversión que hizo la provincia?”.

Acerca de la responsabilidad el EUCOP, alertó también que la ley obligaba a que los integrantes del mismo fueran designados a propuesta de los distintos bloques de la Cámara de Diputados, pero “el entonces gobernador Maza borró un artículo y los miembros del EUCOP pasaron a ser designados exclusivamente por el Ejecutivo”.

Puntualizó que se encuentra dentro de las posibilidades que esta ley de recesión de los contratos de ambas empresas “sea sancionada antes de fin de año”.

Opinó que “en La Rioja se está pagando el agua más cara del mundo” y que la empresa Aguas de la Rioja “facturó el año pasado un promedio de ocho millones de pesos pero nunca hizo nada, siempre fue el Estado el socio bobo de la empresa”.

Destacó Machicote que “lo único que tiene que hacer el estado es poner un nuevo gerente, el resto de la empresa será exactamente lo mismo que ahora, si al fin y al cabo nosotros hacemos los pozos, controlamos el caudal de agua, ponemos las usinas y controlamos el pago de esas usinas, nosotros hacemos todo” y afirmó que para el Estado Provincial, estatizar “es negocio, deja ganancia, si la empresa factura ocho millones de pesos”.

Por último, Enrique Molina afirmó que “la situación en Chilecito no es distinta a la de Capital y la gente nos reclama un buen servicio”. También afirmó que “siempre hubo voluntad del Gobierno de la Provincia para solucionar este tema, pero que por inoperancia de las empresas siempre se trunca”.

Comentá la nota