Privados confían en una reactivación de aquí a fin de año

La sequía laboral nuevamente quedó en evidencia. Es que el lunes y luego de hacer públicos los números del Indec, que revelaron un crecimiento del desempleo en Mendoza de 3,9% en el segundo trimestre del año pasado al 7,3% registrado en igual período pero de este año, los empresarios no sólo opinaron sobre el índice oficial, sino que ofrecieron sus propias visiones a la hora de recuperar los puestos de trabajo perdidos en la provincia.
En su gran mayoría las voces empresarias en Mendoza coincidieron en que el índice de desempleo es más alto de lo que trazó el Indec, en concreto apuntan a un porcentaje mayor que llega, según el sector, a los dos dígitos para la provincia.

"Mendoza debe superar el 10% de desempleo, lo que equivale a nuestros cálculos a unas 50 mil personas sin trabajo en la provincia. La escasez de trabajo es un reflejo directo de la crisis de comercialización en Mendoza, no sólo cayeron las ventas en el mercado interno, sino que también la caída fue evidente en las exportaciones. Esta crisis comercial se traduce no sólo en menores ventas y consumo sino también una reestructuración de las empresas puertas adentro que ocasiona una pérdida de puestos de trabajo", señaló José Poquet, de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM).

En sintonía, Juan Chiapinotto, de la Asociación de Productores y Exportadores de Ajo, señaló que "el campo por el momento está parado. Tal vez algunos cultivos estén realizando tareas de fumigación pero nada más. Sin duda, el próximo mes comenzará a reactivarse la contratación de trabajadores cuando comience la cosecha del ajo de semilla asiática, y luego su traslado y tratamiento a los galpones. Noviembre es el mes del ajo blanco y finalmente diciembre la ocupación de trabajadores aumentará cuando el ajo rojo comience a ser recolectado. Pero este mes y a nivel laboral es la peor época del año para el campo".

Desde el comercio, en tanto, la agonía en ventas es el factor que marca el incremento del desempleo. "Las ventas en volumen han caído un 20% con respecto al año pasado. Obviamente algo ya anunciado por los comercios en la provincia", señaló Adolfo Trípodi, titular de la Federación Económica de Mendoza (FEM).

Sin duda para Poquet el desempleo tiene rostro propio y cobra su mayor virulencia en las franjas de edad más vulnerable que se sitúan entre los jóvenes de 18 a 24 años y los adultos de 45 a 55 años. "Estos dos sectores son los que más sufren la escasez de trabajo", apuntó el dirigente empresario.

Claves y algo más

A la hora de tonificar el empleo en la provincia, las visiones de los empresarios conjugaron alternativas para el corto y mediano plazo.

Desde el Consejo Empresario Mendocino (CEM), además de estar abocados a elaborar un estudio con números concretos sobre el desempleo en la provincia, están lanzando un informe sobre la pobreza y cómo incide en la escasez de trabajo en Mendoza.

"La pobreza es un tema estructural en la provincia y cada mes se acentúa más. Es obvio que a mayor desempleo la pobreza aumenta. Este índice del Indec es preocupante y revela una situación social sumamente grave y en la que todos los sectores, tanto públicos como privados, deberíamos estar concentrados antes que estar discutiendo los pormenores de la ley de medios", apuntó Carlos Ostropolsky, del CEM.

Para la FEM, es necesario desarrollar más el marco jurídico que garantice inversiones genuinas y un sistema financiero que ofrezca alternativas de crédito viables para los sectores productivos.

En cuanto al futuro en materia de desempleo, los empresarios con cierta cautela se permiten ser optimistas.

"El campo vive una situación de parate temporario, pero en diciembre cuando los cultivos estén en su recolección habrá una fuerte generación de empleo. Si se mantiene una disciplina fiscal, las proyecciones para lo que queda del año son buenas", señaló Juan Chiapinotto.

En tanto, para Adolfo Trípodi, de la FEM la escenario económico debería revertirse en positivo para los próximos meses y por lo tanto debería haber un vuelco favorable para incrementar el empleo en Mendoza.

"Los bonos del Estado han subido un 11%, lo que habla de una mayor confianza por parte del inversor del exterior en Argentina. Es por eso que, más allá de cierto desorden político interno, el clima económico debería revertirse en forma positiva en los próximos meses impulsado también por el fin de la recesión en la mayoría de los países centrales", concluyó Trípodi.

Comentá la nota