Privados advierten deterioro la calidad de vida de los argentinos

La calidad de vida de los argentinos se deteriora rápidamente debido a la alta inflación que permanece en la economía argentina a pesar de la recesión, advirtió la consultora privada Ecolatina.
En su informe semanal, destacó que el Gobierno debería fomentar la creación de puestos de trabajo sin descuidar la estabilidad de precios.

En ese sentido, explicó que de nada sirve garantizar una inflación relativamente baja, en comparación con el mundo, a costa del estancamiento de la actividad y elevado desempleo.

En su informe anterior, la consultora dijo que el fuerte crecimiento de 43 por ciento del superávit comercial de los primeros cuatro meses de 2009 "esconde una profunda recesión".

Ahora advierte que la caída del salario real en un contexto de alta inflación, que alcanzó el 23,5 por ciento, provocó en 2008 el deterioro de los ingresos familiares.

Además, a partir del cuarto trimestre del año pasado los problemas de empleo comenzaron a ser el factor clave, debido al impacto que la crisis internacional tuvo en la economía local.

Según relevamientos privados, en el primer cuatrimestre de 2009 las suspensiones alcanzaron a 163.276 trabajadores y los despidos a 105.532 personas, cuando un año atrás ascendían a 24.000 y a 6.000 respectivamente.

Ahora, en plena campaña electoral y con el enfriamiento de la economía -empujada por el desplome del consumo y la producción-, la creación de nuevos puestos de trabajo "está estancada".

En el primer trimestre el índice de demanda laboral (UTDT) cayó fuertemente en todas las regiones del país y se ubicó en niveles similares a los de 2001 en el Gran Buenos Aires, según Ecolatina.

Asimismo, de acuerdo a dato de la consultora privada, la pobreza se elevó en 2008 a 30,5 por ciento, mientras que la indigencia se ubicó en torno al 10,6 por ciento de la población del país.

En ese contexto, para Ecolatina las perspectivas para el futuro "no son favorables".

Comentá la nota