Prisión domiciliaria a la acusada de enviar su bebé en un paquete a La Pampa

Lo resolvió la Cámara de Apelaciones. Considera que Carla Lauro no entorpece la investigación. Luis Correa Llano y Ramiro Salinas, a favor del fallo. Agustín Chacón, en contra. En julio último, la joven había mandado al recién nacido en una encomienda a su novio en La Pampa con el mensaje "Ahí va tu hijo".
La Cámara de Apelaciones de la provincia resolvió darle la prisión domiciliaria a Carla Lauro (19), la joven acusada de decapitar a su hijo recién nacido y enviarlo en una encomienda a su novio, quien reside en La

Pampa.

El tribunal estuvo integrado por Luis Correa Llano, Ramiro Salinas y Agustín Chacón, actuando como fiscal subrogante Javier Pascua, en remplazo de Paula Quiroga.

El fallo fue con el voto en disidencia del integrante de la Séptima Cámara del Crimen Agustín Chacón, mientras que Ramiro Salinas adhirió al de Correa Llano, que propiciaba el arresto domiciliario. A este beneficio también se opuso el fiscal de cámara Javier Pascua.

El tribunal, para tomar esta decisión, consideró que la acusada del grave hecho no entorpece el accionar de la Justicia y que tampoco existe riesgo de fuga.

Antes de llegar a este fallo, el caso de Lauro pasó por las manos del juez de Garantías, donde fue apelada la prisión que le dictó a la joven la fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríos Ortiz. La magistrada, en ese entonces, tras imputarla se negó a otorgarle el arresto domiciliario que había sido pedido por los defensores.

El titular del Sexto Juzgado de Garantías, Carlos Benegas, le dio la razón y también él se manifestó contrario otorgársela. Frente a este revés judicial, los abogados de la joven acudieron a la

Cámara de Apelaciones.

El viernes se expidió, dándole la prisión domiciliaria con los argumentos ya citados.

El espeluznante caso

El hecho, que por sus características recorrió las principales portadas del país, fue descubierto en julio pasado en La Pampa.

Hasta ahí, en una encomienda había sido enviado el cadáver de un pequeño, decapitado, y que había nacido 48 o 72 horas antes.

En el momento en que fue enviada, según la acusación, Lauro le informó a su novio en un mensaje de texto que le enviaba a su hijo.

El joven -cuya identidad no trascendió- había sido citado por la Justicia de La Pampa ya que al recibir la encomienda la habría tirado en una zona de médanos sin dar aviso a la Policía. El recién nacido fue enviado en una caja de galletas con un mensaje que rezaba: "Ahí va tu hijo".

El cadáver fue encontrado el 8 de julio por un vecino de Santa Isabel, en La Pampa, y de acuerdo con las pericias del forense pampeano hechas el mismo día, llevaba muerto entre 48 y 72 horas.

La joven fue detenida el 13 en General Alvear y -acompañada por sus padres- fue traída a Mendoza para ser interrogada por la fiscal de Delitos Complejos Claudia Ríos Ortiz.

Casi en simultáneo llegaba a esta ciudad el cadáver del chiquito, que fue derivado al Cuerpo Médico Forense para ser sometido a una segunda necropsia.

Comentá la nota