Priorizan mano de obra local para San Martín

Un proyecto establece que el 95% del personal de la construcción debe tener residencia en la ciudad.

Desde la comuna se afirmó que con esto no se pretende interferir la libertad de contratación del sector privado.

San Martín de los Andes > El Ejecutivo de esta ciudad enviará al Concejo Deliberante un proyecto de ordenanza por el cual determina que el 95 por ciento de la mano de obra en las construcciones del sector privado debe tener al menos dos años de residencia en la ciudad. La medida ya alcanza a la obra pública.

El secretario de Gobierno, Carlos Saloniti, trabaja en un proyecto de ordenanza centrado en la iniciativa de un grupo de desocupados de la construcción que, preocupados por el creciente aumento de mano de obra foránea y su incidencia en el ámbito de lo laboral y económico, solicitaron la intervención y participación de la Municipalidad para paliar esta situación.

Saloniti viene manteniendo reuniones con la UOCRA y Gendarmería Nacional para conocer las actuaciones realizadas por éstos en lo que respecta al control migratorio y el que se realiza en las obras privadas.

Además, se dispuso a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos el control sobre las obras públicas en resguardo de la mano de obra local en atención a los alcances de la Ordenanza Nº 1783/95 donde se establece que las empresas adjudicatarias de las licitaciones públicas privadas dentro del ejido de la Municipalidad de San Martín de los Andes utilicen el 95% de mano de obra local.

Consultado al respecto, Saloniti dijo que "este proyecto se sustenta en la información recibida por las autoridades de aplicación donde se desprende a las claras que resulta imprescindible extremar los controles que se realizan desde todos los ámbitos intervinientes, así como trabajar en una modificación de la actual ordenanza para que contemple el control sobre el sector privado".

El funcionario agregó que "es ahí donde se produce el mayor desequilibrio y consecuente perjuicio para los intereses locales por los cuales trabaja el Municipio en su accionar cotidiano".

Según se afirma oficialmente, "el proyecto de ordenanza bajo ningún aspecto pretende interferir o condicionar la libertad de contratación que legítimamente posee el sector privado, dejando establecido que el espíritu protector de la norma beneficiará a la sociedad civil en su conjunto".

Principio de igualdad

Por otro lado, deja en claro que "cuando la normativa se refiere a mano de obra local lo hace teniendo en miras –únicamente- a la residencia como mínimo de dos años en la localidad, sin afectar por ello ni el Principio de Igualdad que establece la Constitución Nacional en el artículo 16, ni el Derecho de los Extranjeros en el artículo 20".

El proyecto pretende "evitar por el período de un año que las empresas, cooperativas de trabajo o contratistas que trabajan en la localidad desarrollen sus tareas con un plantel de empleados que no cumplan con los años exigidos, y al momento de culminación de la obra una gran cantidad de personal queda arraigado complicando aún más la precaria situación socio económica y laboral de la localidad".

Comentá la nota