"Hoy se prioriza la libertad de los delincuentes", dijo Gustavo Posse

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, habló con Cristian Salles y Sebastián Vargas en "Aquí no ha pasado nada", espacio radial de Zona Norte Diario Online, allí abordó el juicio político a Sal Lari y la temática de la inseguridad, "una parte del poder tiene compromisos ideológicos para que nadie vaya preso", dijo el jefe comunal, al tiempo que dejó en claro que "en materia de seguridad la provincia está en estado de emergencia e inviabilidad".
Sobre el porque del pedido de juicio político a Sal Lari – suspendido por la renuncia de un legislador provincial-, Posse explicó que "se trata de un control de gestión que realizan las familias de víctimas. En este caso nosotros representamos a la familia Regis y a 17 causas más contra un juez el cual entendemos que hay dificultades con respecto a su idoneidad para determinar los inocentes y también hay un desajuste en el sentido de que entre la opción de poner en libertad a los que son peligrosos o dejarlos detenidos ante el peligro que entablan, la opción que se ha elegido muchas veces es de ponerlos en libertad que da lugar a una tragedia como la de la familia Regis".

Además, el intendente de San Isidro dejó en claro que los jueces que se desempeñan como Sal Lari son "una minoría. El problema es la escuela que se ha deformado y esto se lo denominó garantismo, pero ya no es ni eso. Hoy se prioriza la libertad de los delincuentes y esos delincuentes, en el caso de la familia Regis, estamos hablando de dos delincuentes de nombre López uno y Bordón el otro, que en marzo del año pasado habían sido detenidos por el patrullaje municipal junto con la comisaría de Martínez. El fiscal de Martínez había dictado la prisión preventiva de los dos y después fueron puestos en libertad por este juez y por otro, y después lo que pasó es que a los 70 días ocurrió la masacre en la casa de la familia Regis en donde rompieron la puerta, entraron dos personas, mataron al dueño de casa, al papa de los chicos el ingeniero Regis, la balearon en la cara y en el brazo a Carla, y después de todo eso resultó que quienes eran los responsables eran los mismos que habían sido liberados dos meses y medio atrás. Las reglas del sentido común dice que si no hubiesen sido puestos en libertad los delincuentes en el mes de marzo hoy no hubiera ocurrido la tragedia de los Regis. ¿Por qué decimos que en el mes de marzo los tendrían que haber mantenido en prisión? Porque eran peligrosos, porque fueron encontrados con armamento de guerra con intención de dañar, de matar, de mutilar. Estaban dadas las condiciones bajo las reglas de las leyes y del sentido común para mantenerlos en prisión".

Por otro lado, sobre el nuevo Código Contravencional impulsado por Scioli, Gustavo Posse explicó que "la ley no la conozco a fondo, pero yo creo que los municipios podemos colaborar y en nuestro caso lo vamos a hacer. Pero si hoy pusiesen el Código Contravencional a cargo de un juez del distrito nos encontraríamos con que este juez, todos los detenidos que tuviera durante el día, entre ese día y la mañana siguiente serían puestos en libertad. Para tomar decisiones como las que dicen que quieren tomar, además de hacer prensa y expresarse, tienen que construir cárceles, tienen que construir institutos de menores, institutos de rehabilitación, sino es un mensaje perverso porque después van a decir que las cárceles están hacinadas. Todo en lo que podamos colaborar lo vamos a hacer, pero me parece que cualquiera de estas leyes esta llegando tarde, porque previo a eso tienen que construir cárceles, institutos de menores, lugares de recuperación, patronatos para los liberados y poder reencausarlos a los que todavía valgan la pena, esto dicho con respeto, y entonces si esas leyes van a ser lógicas. Hoy creo que se está en estado de emergencia todo y la situación es de inviabilidad".

Sobre la posible baja en la edad de imputabilidad el jefe comunal sanisidrense aclaró que "hay algo que en el penalismo no se trata que es la peligrosidad de la persona. Yo soy abogado pero también soy ciudadano y padre de familia y me preocupa por mis vecinos y el resto de los argentinos. Acá lo que hay que hacer es separar aquello que la justicia objetivamente, preservando el principio de inocencia, ha demostrado que es un delincuente peligroso. Tienen que sacarlo de circulación del resto de la sociedad. Si todo lo que ya la policía y la Justicia demostró que era peligroso y no están en circulación, se los está recuperando o se los mantiene en reclusión todo el tiempo que tenga que ser así, la vida va a ser más tranquila mientras se atienden las causas sociales, pero para eso tiene que haber decisión, tiene que haber infraestructura, tiene que haber recurso humano, médicos, sociólogos, y esto es lo que veo que no ocurre. Yo creo que hay una parte de la política y una parte del poder que tienen compromisos, no compromisos delictuales, pero que tal vez tiene compromisos ideológicos para que nadie vaya preso".

Finalmente, Posse dijo que "el tema de la falta de seguridad y el tema de las leyes y las interpretaciones de las normas es una crisis evolutiva, es decir, que es una crisis que crece, es un problema evolutivo. A mi me parece que es ya un problema de Estado, la gente siente que los gobernantes no lo tienen en agenda, buena parte de la gente que está en los estamentos de gobierno no viven en la realidad que se vive en el conurbano bonaerense, en las grandes ciudades del país y en la Capital Federal. Nosotros trabajamos mucho desde el municipio con patrullaje propio, con asistencia a la policía para que tengan más patrullaje, con cámaras de acercamiento para favorecer el cierre virtual sobre la ciudad, con cierres en corredores delictivos, pero esto se debería estar haciendo en todos lados".

Comentá la nota