La prioridad de Vidal, el mapa de Kicillof y Arroyo no se baja

La prioridad de Vidal, el mapa de Kicillof y Arroyo no se baja

Todos los entretelones de lo que es noticia en Mar del Plata.

Después de una semana dedicada a motivar a la tropa, en el búnker de Guillermo Montenegro ya comienzan a delinear la campaña electoral de octubre. En medio de la fuerte caída del gobierno en Provincia y Nación, el diputado nacional fue uno de los que salió mejor parado frente a la ola de votos kirchnerista y quedó con chances de pelear por la intendencia.

Con ese objetivo, la semana pasada Montenegro se reunió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con la gobernadora María Eugenia Vidal. Si bien fue un encuentro amplio en la que también participaron diputados nacionales, provinciales e intendentes, quedaron claras algunas líneas de trabajo: la campaña se va a provincializar. Es decir: la imagen del presidente Mauricio Macri aparecerá poco y la de Vidal, mucho.

Montenegro junto a María Eugenia Vidal la semana pasada. Este martes se volvieron a reunir.

Para definir la línea fina de la estrategia electoral, Montenegro y la gobernadora volvieron a verse este martes pero esta vez cara a cara. La conclusión del encuentro fue clara: Mar del Plata va a ser una prioridad.

“Es una de las ciudades donde María Eugenia puede recuperar puntos. Va a venir cuantas veces sea necesario”, confió uno de los operadores de Montenegro.

Lo que debía darse como una integración natural en el camino hacia octubre con el correr de las horas va adquiriendo mayor tensión en los carriles subterráneos de la política.

En un sector de la Unión Cívica Radical crece el malestar con Montenegro por no haber realizado una clara convocatoria para que el centenario partido se sume a la campaña. Si bien no habrá frases estridentes en público ni quejas abiertas, en la UCR esperan sentarse a definir la participación que tendrá su partido en caso que Juntos por el Cambio derrote al Frente de Todos. “Acá el radicalismo va a acompañar a Montenegro. De eso no hay dudas. Lo que está en discusión es la intensidad que el partido le va a poner a la campaña. Hay que llegar a un acuerdo electoral. No entendemos cómo todavía no se produjo”, le confió a este medio un experimentado dirigente de la UCR conocedor del timming de la mesa de negociaciones.

Fuentes consultadas por LA CAPITAL confirmaron que durante la semana pasada hubo contactos entre el diputado provincial Maximiliano Abad, la concejal Vilma Baragiola y Montenegro. Pero de las charlas aún no salió una propuesta concreta para definir la forma en que la UCR se integrará a la campaña. “Rodríguez Larreta se sentó con el radicalismo y enseguida condujo el proceso. En Mar del Plata no sobra nada y parecen no entenderlo”, reflexionó otro dirigente del centenario partido que no comprende la demora en un acuerdo.

Baragiola, Abad y Montenegro.

Desde la filas de Montenegro aseguran que son sectores menores de la UCR los que sostienen esta postura y le bajan dramatismo a la situación. Lo hacen resaltando los elogios públicos que hizo el candidato a concejal Carlos Katz. “Perdimos y nos corresponde acompañar”, dijo el hermano del ex intendente . De todas maneras, desde entorno del diputado nacional mandan un mensaje claro para los disconformes: “Mar del Plata no es una caja de ravioles en la que cada uno se lleva un pedazo. Acá uno ganó la interna y el otro la perdió. Esas son las reglas de la política; tienen que acompañar. El radicalismo tiene equipos y proyectos valiosos y alguno podría incorporarse a una futura gestión. Pero no vamos a lotear el gobierno porque los gobiernos que se lotean terminan mal”.

El que no quiere alejarse de la política es el polémico secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle. Después del catástrofe electoral del arroyismo, el ignoto funcionario llegado de Lanús busca arrimarse a Montenegro y sueña con tener un lugar en su futuro gobierno. De hecho, un fuerte rumor comenzó a circular la semana pasada: sostenía que Mourelle ya había llegado a un acuerdo con el referente del PRO en la ciudad para ser parte de su equipo. Según las fuentes, la tenacidad de Mourelle en avanzar en el aumento de tasas era una muestra de que intentaba dejar ordenada “algunas cuestiones” para el caso que Montenegro asuma en la intendencia.

Hernán Mourelle, secretario de Economía y Hacienda.

Las versiones llegaron enseguida a oídos a los armadores del diputado nacional. Rápidos de reflejos salieron a desmentirlo. “Ningún secretario actual del gobierno de Arroyo va a ser funcionario del posible gabinete. Por ende Mourelle tampoco”, confiaron cerca del candidato para cortar de raíz el run run. Y fueron contundentes: “Si cuatro se juntan a comer un asado, a tomar vino y a jugar al truco y creen pueden armar un gobierno están muy equivocados. Que no se confundan: Montenegro no es Arroyo; Montenegro va a ejercer el poder”. La respuesta llevó tranquilidad al círculo rojo de la ciudad que, azorado, reventaba a llamados los teléfono de los periodistas para preguntar sobre la veracidad de la versión.

Si bien el camino a octubre es largo, Montenegro ya piensa en el armado del posible gabinete. “La Secretaría de Economía y Hacienda le fue ofrecida a alguien del ámbito privado vinculado a los sectores productivos. La persona pidió unos días para pensarlo. Por eso, por ahora, lo mantenemos en reserva”, contó uno de los armadores que se ocupa de delinear el futuro equipo de trabajo. Y dejó el primer nombre confirmado: Alejandro Rabinovich, jefe de campaña de Montenegro, será el titular de la Agencia de Recaudación Municipal en caso de una victoria. ¿Educación? Ya le fue ofrecido al radical Sebastián Puglisi. Para Carlos Katz también podría haber un lugar.

Alejandro Rabinovich, en el centro, será el titular de la Agencia de Recaudación Municipal si gana Guillermo Montenegro.

La candidata del Frente de Todos, Fernanda Raverta, continúa sus encuentros con los grandes ganadores de las primarias. La semana pasada se volvió a ver con Axel Kicillof durante un encuentro con intendentes de la provincia de Buenos Aires. Durante la reunión, el ex ministro de Economía desplegó un minucioso trabajo en el que detalló los municipios que se consideraban ganados con el resultado de las primarias (la diferencia fue superior a 10 puntos), los que debía consolidarse (donde la victoria fue de menos de 10 puntos) y los que eran reversibles (la derrota fue menor a diez puntos).

Mar del Plata fue uno de los municipios que los operadores bonaerenses consideraron clave junto a Bahía Blanca. Por eso se espera que a partir del 7 de septiembre -fecha de largada de la campaña electoral- la ciudad reciba de manera frecuente la visita de los principales referentes del espacio.

Fortalecer la imagen de la candidata junto a Kicillof y Alberto Fernández es el objetivo que por estas horas se propuso el comando de campaña. “Estamos renovando toda la cartelería”, contó un operador convencido de que la elección de octubre quedó a merced de la diputada.

Aunque se empieza a hablar de las presencias del candidato a gobernador y a presidente en Mar del Plata, todavía no hay fechas definidas. Y a diferencia de lo que parece empezar a surgir en Juntos por el Cambio, tampoco hay una danza de nombres por los lugares en el gabinete municipal. “Es muy apresurado”, matizan en el kirchnerismo. Lo que sí harán en las próximas horas es publicar la propuesta completa y los ejes de gestión de Raverta.

Otro de los objetivos es consolidar el voto de la periferia, que fue el sector en el que mejor le fue a la candidata del Frente de Todos pero que también mostró un importante corte de boleta hacia Gustavo Pulti. “Creemos que eso ocurrió en parte porque mucha gente pensaba que el candidato del kirchnerismo era Gustavo”, indicó la fuente. “Y en otros casos porque pensaban que él ganaba. Pero esta vez va a ser distinto”, agregó.

Después de su nuevo encuentro con Kicillof, la diputada mantuvo una reunión con el productor teatral Carlos Rottemberg, con quien analizó la actualidad de la actividad y las perspectivas para la temporada de verano 2020.

“Estos años fueron muy duros para todos, incluida la actividad teatral. Sin embargo, es importante generar las condiciones para apoyar este tipo de iniciativas para que tengamos una buena temporada en 2020”, dijo la candidata tras el encuentro con el hombre que no se sorprendió por el resultado electoral porque, como suele decir, los tickets cortados en el teatro “son un boca de urna”.

Hace unos días, Raverta, su primer candidato a concejal, Vito Amalfitano, y el concejal del Frente Renovador Ariel Ciano se reunieron con organizadores del Ironman Mar del Plata. Hubo quienes a partir de allí especularon por lo bajo con la posibilidad de que Ciano tuviera más participación en la campaña local del Frente de Todos. Pero por el momento solo fue una foto.

El que también salió al cruce de rumores fue el intendente Carlos Arroyo. En medio de las versiones que indicaban que podía bajar su candidatura en octubre, el jefe comunal fue contundente y le apuntó a Guillermo Montenegro. “Van a esperar toda la eternidad. No sólo no voy a declinar el espacio sino que voy a enfrentar al candidato mandado por la gobernadora porque yo considero que Mar del Plata debe ser gobernada por la gente que haya vivido y trabajado toda su vida acá”, disparó.

Arroyo está convencido de que puede hacer trepar su 5% hasta el 8,33% de votos que se necesitan para lograr ingresar candidatos de su fuerza al Concejo Deliberante. En sus declaraciones también dio pistas de dónde piensa conseguir los sufragios que la faltaron en las primarias. “Hay una persona menos, a la que yo quiero mucho y respeto mucho que es Vilma. La gente tiene que pensar qué tiene que hacer: o elegir la opción de Mar del Plata o de un candidato importado”, afirmó.

No es el único que está seguro de que le va a ir bien. En las últimas horas, una candidata a concejal de Arroyo y otro de Montenegro se cruzaron a pura chicana. “Vamos a dar vuelta el resultado”, avisó la arroyista sin ninguna intención de bromear, y comentó que el 5% de las primarias no obedeció a la mala gestión de Arroyo, sino a que no pudieron comunicar bien lo que hizo el gobierno.

“Pero no los votó el 95% de los marplatenses”, lanzó el candidato de Montenegro, que intentó ser explícito acerca de la imposibilidad de que el intendente dé vuelta el resultado y sea reelecto. Pero la mujer no entró en razones. “Ya van a ver”, prometió.

El lunes a las 17 llegó al Concejo Deliberante el acta transaccional que firmó el intendente Carlos Arroyo con el concesionario del estacionamiento de Playa Grande. La documentación había sido reclamada desde hacía tiempo, pero el Ejecutivo la envió después de que en su última sesión el cuerpo deliberativo aprobara un pedido concreto para su remisión.

El acuerdo levantó polvareda porque el concesionario no había cumplido las obras que debía ejecutar y el Emtur se encaminaba a dictar la caducidad. Pero Arroyo prefirió avanzar en un acuerdo, que le permite a la concesionaria ser admitida en el rubro “salón de usos múltiples con destino a fiestas y eventos gastronómicos”, lo que en lenguaje criollo es permitirle poner un boliche.

A cambio, la empresa (Playa Azul SA) se hará cargo de construir un Centro Municipal de Veterinaria y Zoonosis, de poner en valor el inmueble de la calle 11 de septiembre Nº 2061 y de llevar a cabo la demolición de la UTF (Unidad Turística Fiscal) Balneario Nº 5 de La Perla. La primera de las obras ya comenzó. Se trata de la construcción de caniles la Reserva Natural Laguna de los Padres. Para muchos concejales, así como para la Defensoría del Pueblo, eso pone en riesgo el medio ambiente del lugar, por lo que ya están trabajando para evitar que se siga llevando a la práctica la famosa “acta transaccional”.

Coment� la nota