La prioridad del agua para consumo humano

Le acordó duplicar la medición del caudal del curso del agua en Santiago del Estero. La provincia de Santa Fe apuesta a tener un rol más protagónico en el marco del Comité de Cuenca.

Funcionarios del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente de Santa Fe analizaron con representantes de la Nación y de las provincias de Santiago del Estero y Salta las mediciones e informes de trabajo que se realizaron luego de que se liberara el paso del río Salado a la altura de Colonia Dora.

Durante el encuentro, la delegación santafesina volvió a remarcar "la necesidad de seguir analizando la cuenca del Salado como una totalidad, contemplando las producciones pero manteniendo el concepto de que el agua primero debe ser utilizada para consumo humano", indicó el Ministerio de Aguas a través de un comunicado.

En la oportunidad, se dispuso duplicar las mediciones de caudales que realiza la Nación, con acompañamiento de técnicos provinciales de Salta, Santa Fe y Santiago del Estero.

A tal fin se acordó la instalación de dos limnígrafos -equipos de medición de caudales-: uno en Colonia Dora y el otro en el Puente Chañares, ubicado en la ruta provincial 43, ambos en jurisdicción de Santiago del Estero. Los equipos serán provistos por Santa Fe y la operación la efectuará la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación, organismo dependiente del Ministerio de Planificación Federal.

En igual sentido se acordó la necesidad de mantener en la práctica los acuerdos de erogaciones en la emergencia fijadas en las reuniones de Tostado y Capital Federal, cuando se dispuso el aseguramiento de un caudal de 3 metros cúbicos aguas abajo de Colonia Dora, con destino a la provincia de Santa Fe; y, en la medida que la emergencia lo permita, abastecer los canales derivadores, en un esquema dinámico que se irá ajustando en función de las conveniencias del sistema.

Al respecto, y con relación a los avances que están teniendo las reuniones del Comité de Cuenca de los ríos Salado y Juramento, el director provincial de Administración de los Recursos Hídricos, Pablo Storani, indicó que, "como siempre, nosotros estamos apostando a la continuidad del diálogo, el consenso de acciones y dejar de lado la histórica acción unilateral que ha existido sobre la cuenca. Estas conductas determinaron la realización de obras para dar respuestas localmente, pero con un impacto sobre localidades aguas abajo, como en el caso de Tostado", ejemplificó.

"La provincia de Santa Fe -continuó el funcionario del Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente- siempre ha quedado fuera de cualquier acuerdo interprovincial en el manejo de los recursos. Por lo tanto, hemos sido desfavorecidos en este esquema. Esto es lo que estamos tratando de revertir "por instrucciones del gobernador Hermes Binner" con estas reuniones que venimos realizando desde septiembre a esta parte", afirmó Storani.

"La idea es, como lo señalara el ministro Antonio Ciancio, que esta crisis sea superada con acciones maduras", enfatizó.

El cónclave se desarrolló en el Centro Integrado Comunitario de la localidad de Añatuya, en Santiago del Estero. La delegación santafesina estuvo encabezada por el director provincial de Administración de los Recursos Hídricos, Pablo Storani. Además de los representantes de Santiago del Estero y Salta, participaron funcionarios de los ministerios del Interior, Planificación Federal y Agricultura de la Nación.

Posteriormente, los funcionarios que conforman el Comité de Cuenca del Río Salado-Juramento recibieron a representantes de las asociaciones rurales del sur santiagueño provenientes de Colonia Dora, Añatuya, Bandera, Icaño, Pinto y Malbrán, con quienes dialogaron sobre los usos que se le brindan al recurso en estos lugares.

El pasado martes 24 de noviembre "luego de las negociaciones celebradas por el gobernador Hermes Binner y el ministro Antonio Ciancio con el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora" la provincia de Santiago del Estero liberó el caudal del río Salado a la altura del azud nivelador de Colonia Dora, pasando de 1,70 a 5 metros cúbicos por segundo. La medida, se enmarcó en la emergencia existente, permitiendo el abastecimiento de las localidades aguas abajo y la generación de reservas para consumo humano.

Comentá la nota