Principito Pincha.

ESTUDIANTES DE LA PLATA: Marco Francescoli, el hijo de Enzo, se incorporó a la Cuarta de Estudiantes, por contacto de su padre con Astrada y para gambetear la mayor exposición en River.
La recesión global no esquivó al fútbol y el mercado de pases (salvo honrosas excepciones) arrancó bastante deprimido. Sin embargo, se puede decir que Estudiantes incorporó a Francescoli. Claro que la inversión aún no es grande ya que no fichó al legendario Príncipe sino a Marco, uno de sus hijos, que jugaba en el fútbol italiano como media punta o volante de ataque.

El asunto es que la familia de Enzo decidió que era mejor tener al pibe más cerca de casa. Por eso Marco, quien cumplirá 20 años el 12 de febrero y nació en París, dejó el Cagliari donde jugó desde el 2006; la temporada pasada disputó 14 partidos en la Primavera, una especie de reserva de Argentina, aunque con características propias.

Tratándose de un Francescoli, River aparecía como una opción cantada. Sin embargo, Enzo pensó primero en Argentinos (estaba Gorosito); tuvo un contacto con Cacho Borelli, pero después, cuando el cuerpo técnico se mudó a River, eligió otra chance: Estudiantes. Un club más tranquilo, de menos exposición mediática, buen presente deportivo en Primera y en Juveniles, con instalaciones de nivel europeo para el trabajo diario y en el que tuvo su pata riverplatense para el contacto: Leo Astrada y Hernán Díaz, hombres que supieron de dar vueltas olímpicas con el uruguayo. Por ellos, el Flaco obtuvo las mejores referencias y, tras una charla con el coordinador de juveniles, Marcelo Vivas, la definición le cerró en la última semana de diciembre. Fiel a su estilo de bajo perfil, Enzo estuvo en el country de City Bell. Como en la cancha 1, la de la entrada del golf, había un amistoso (suplentes contra Atlanta), le recomendaron el viejo acceso de la calle Alvear, para ir a la oficina de fútbol Amateur. Ahí se reunió con Marcelo Vivas para conocer el ámbito en el que se moverá Marco, quien está alojado en la concentración de juveniles que lleva el nombre del Ruso Edgardo Prátola.

La idea es que Marco-llega como amateur- trabaje con la Cuarta. Una parte del equipo fue reciente campeona de la mano de Luis Ceferino Suárez, quien este año dirigirá a la Reserva y podrá monitorear los progresos del pibe para llevarlo a algún preliminar. Por ahora no está definido quién será el DT de la categoría que signe la presentación de Marco.

Ayer, el pibe tuvo su primer entrenamiento con sus nuevos compañeros en los que, a primer trazo, se mostró veloz y con condiciones ambidiestras para rematar. Tímido, pero amable, se disculpó de no hacer declaraciones. "Recién estoy acomodándome", explicó. Ahora será el tiempo de esperar alguna práctica contra los mayores o el inicio del torneo de Juveniles para ver si se parece al viejo o forja su nuevo estilo.

Comentá la nota