Principio de solución permitiría terminar las 191 casas a fin de 2009

Una luz de esperanza se dibujó en el horizonte de 191 familias, que aguardan desde hace casi cuatro años la conclusión de sus casas, correspondientes a dos barrios del Plan Federal ubicados en Capilla de Loreto.
Al parecer, con un poco de buena predisposición desde la Nación, el municipio y la empresa concesionaria, se estaría terminando de cerrar un acuerdo para finalizar la obra, paralizada desde hace más de un año y medio.

A través de una propuesta acercada desde la Subsecretaría de Vivienda del Ministerio de Planificación, se realizarían tres pagos hasta fin de año, con la intención de reanudar los trabajos y entregar las viviendas como regalo de Navidad.

La información fue corroborada por el secretario de Obras Públicas, Agustín Pinedo, que contó que "hace aproximadamente una semana, recibimos una visita de la Subsecretaría de Vivienda que trajeron la propuesta de realizar tres pagos de acá a fin de año, para tratar de terminar los barrios. Serían a precio histórico, como fueron licitadas las obras".

"Nosotros hicimos una reunión con la empresa concesionaria y la cuestión de los costos ha variado muchísimo hasta la fecha, así que estuvimos acordando una serie de cuestiones como volver a los niveles de terminación originales del plan", explicó.

Pinedo también dijo que "en Junín teníamos niveles que superaban la propuesta del Plan Federal, así que la alternativa es volver al origen". Por eso, las casas no contarían por ejemplo con cerámica en el baño ni las puertas de los placard.

Además, el funcionario destacó que "el municipio deberá hacer un esfuerzo en infraestructura, porque apenas si los montos alcanzan para la compra de materiales, para llevar agua, cloacas y alumbrado público. También deberemos afrontar el suministro de energía eléctrica a todo el barrio, como hicimos en los demás".

"A partir de este acuerdo estaríamos en condiciones de terminar las casas antes de fin de año. Ahora debemos aprobar la aprobación por parte de la Subsecretaría de la Nación", remarcó.

En este marco, señaló que "también deberemos contar con el apoyo de los concejales, porque en este tema hay un interés superior, que es que las viviendas sean entregadas a la gente que hace tanto están esperando".

Valores originales

El proyecto presentado contempla que el Estado Nacional aporte tres cuotas de un millón doscientos mil pesos, los días 15 de octubre, 15 de noviembre y 15 de diciembre.

"Como éstos serían los valores originales de la obra, desde el municipio debemos apoyar esto con algunos desembolsos, que están relacionados con las obras de infraestructura", explicó Pinedo.

El secretario de Obras Públicas confirmó que "la empresa está predispuesta a terminar y creemos que la Subsecretaría de Vivienda también está interesada en concluir las viviendas, no sólo en Junín. En nuestra ciudad tenemos la suerte de que los títulos saneadas, así que una vez terminadas estamos en condiciones de entregarlas en forma inmediata".

Próximos pasos

Sobre los próximos pasos, adelantó que "dejamos una documentación en la Nación y esperamos tener una respuesta en el transcurso de la semana, porque nosotros queremos retomar las obras inmediatamente. Vamos a poner el personal y las maquinarias para hacer las cloacas y llevar el agua, avanzando rápido y ver si podemos entregar el primer grupo".

"Tenemos pensado hacer dos entregas, en primer lugar un número más importante y luego el resto", apuntó Pinedo.

Una larguísima espera

El 20 de febrero de 2006, en las instalaciones del club Ciclista, se sortearon las 497 unidades habitacionales correspondientes al Plan Federal de Junín.

Desde ese momento, las planificaciones familiares de cada beneficiario empezaron a correr, porque las obras ya habían sido previamente adjudicadas en julio de 2005, hace ya cuatro años. Ese gran día, el intendente Mario Meoni anunciaba que "hoy tenemos 497 con sus casas adjudicadas y esperamos que dentro de un año puedan estar habitándolas".

Sin embargo, los plazos se fueron extendiendo mucho más de lo previsto. Recién a fines del año pasado se entregaron alrededor de 300 viviendas, correspondientes a los barrios de Alte. Brown, José Hernández y uno de Loreto, que estaba llevando adelante otra empresa constructora.

Las casas cuentan con una cocina comedor, baño y dos dormitorios, y en los planos se incluyen tres variantes de ampliación: un dormitorio más, la incorporación de un living o la construcción de una cochera.

A pesar de los anuncios originales, ningún barrio cuenta con el servicio de gas natural, porque para prestarlo debería contarse con una tercera planta reguladora que satisfaga la demanda de la ciudad.

Además, desde el municipio resta que se solucionen problemas de intransitabilidad por las calles del barrio Loreto, que no cuentan con mejorado ni cordón cuneta, y muchas veces se hace casi imposible la salida de los vecinos por el mal estado de las arterias. En este marco, se suma a la problemática que la calle principal -que sería la avenida Alvear- es transitada en forma permanente por camiones que se dirigen al Parque Industrial, con lo cual las condiciones se empeoran notablemente, sobre todo los días de lluvia.

A cuatro años del inicio de las obras y poco más de tres y medio desde el día del sorteo, ahora 191 familias aguardan que se concrete este principio de solución para la terminación de las casas, que les permita acceder al sueño de toda la vida: el techo propio.

Principio de solución

para el CIC de Loreto

El Gobierno Nacional también habría destrabado la partida correspondiente de algo más de $ 400 mil pesos, para la finalización de los trabajos correspondientes al Centro Integrador Comunitario del barrio Capilla de Loreto.

Este lugar tendrá como objetivo ser un centro de referencia y ámbito de aplicación de acciones apuntadas al mejoramiento de la calidad de vida de las personas y al fortalecimiento de sus organizaciones y al desarrollo social. Tiene una superficie de 820 metros cuadrados y, entre otras cosas, funcionará en él un área de salud, una biblioteca y un centro de cuidado infantil.

Comentá la nota