"Al principio yo era un loco y ahora soy el que todo lo ve"

Gioacchino Giampaolo Giuliani había advertido la semana pasada sobre el advenimiento de un terremoto en Abruzzo y nadie le creyó.
"Al principio yo era un loco. Ahora soy el que todo lo ve", afirmó este martes Gioacchino Giampaolo Giuliani, científico del Instituto Nacional de Física de Italia, quien había denunciado hace una semana la existencia de precursores de un terremoto en la zona de Sulmona, un importante centro de la región Abruzzo, en el centro de Italia. Pero como el sismo no se produjo en ese momento, Giuliani hasta fue denunciado por causar alarma en la población.

En declaraciones al canal de noticias C5N, el científico italiano afirmó que había advertido hace una semana sobre la posibilidad de la llegada de un "gran" temblor. "Esta gente no creía que podía haber un terremoto. Ellos creen que es imposible detectarlo, pero nosotros tenemos una máquina que da alarmas ante la llegada de un terremoto", dijo.

Giuliani patentó en 2005 un método para calcular con una antelación de entre 6 y 24 horas el epicentro, la intensidad y el hipocentro de un terremoto. Esta maquina le permitió anticipar el movimiento telúrico en L'Aquila, capital de la región Abruzzo, a unos 100 kilómetros al este de Roma, en cuyas cercanías se localizó el epicentro del sismo, a unos 5 kilómetros de profundidad.

Frente a la denuncia de Giuliani, Guido Bertolaso, jefe de la Protección Civil de Italia, afirmó que "no había ningún elemento técnico-científico que indicara una sacudida como la de la madrugada del lunes".

Por su parte, Enzo Boschi, director del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología, también salió al cruce: "Decir que mañana puede haber un terremoto en un lugar cualquiera no significa nada. Prever significa poder decir la hora, el punto preciso y las características energéticas (del terremoto). Esto significa prever un terremoto, lo que por ahora no se puede hacer".

Los expertos creen que el centro de Italia sufre aproximadamente cada diez años un terremoto de 6 grados o más. La causa de ello es la presión de las placas del continente africano sobre el europeo, según el director de Riesgo de Sismos y Advertencia Temprana del centro geológico alemán GFZ de Potsdam, Jochen Zschau. En la región el peor sismo de la historia registrado se produjo según Zschau en 1915. Llegó a 7,5 grados y provocó 29.000 muertes.

"Nosotros podemos continuar mejorando la máquina y tener información mucho antes de 24 horas para evitar más muertes", dijo Giuliani y remató: "En este momento todos estan hablando de mí, incluido Berlusconi y preguntándose como esto fue posible. Yo espero que recapaciten".

Comentá la nota