Principio de acuerdo en el petróleo

Los gremios y las empresas avanzaron en la reincorporación de los despedidos.

Deben rubricar el acuerdo entre lunes y martes. El paro por 48 horas quedó en suspenso, supeditado a la negociación.

Los sindicatos de la Cuenca Neuquina y la Cámara de Empresa de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) llegaron ayer a un principio de acuerdo por los despidos tras tres días de intensas negociaciones.

Entre el lunes y el martes próximo los empresarios deben rubricar el acta acuerdo con los sindicalistas, en la cual se comprometerán a no realizar más despidos al menos hasta el 31 de octubre, cuando las partes volverían a reunirse para analizar la situación del sector.

Los 90 trabajadores despedidos de la empresa Key deberán ser reincorporados por esa firma o por las operadoras. También hay otras 160 personas echadas de las empresas que prestan servicios especiales (Schlumberger, M-I Swaco, Weatherford y Backer). Su situación se resolverá la semana próxima.

El paro por 48 horas que se había anunciado para la semana próxima queda suspendido, supeditado a la firma del acuerdo; por eso los gremialistas señalaron que la medida de fuerza aún no fue levantada.

El endeble trato obedece a que el tema de fondo, la puja por los precios de los hidrocarburos, está en plena discusión. De hecho, los gremios formarán parte de las negociaciones que continuarán la semana próxima.

"Vamos a monitorear de cerca que los acuerdos se cumplan", dijo Manuel Arévalo titular del Sindicato de Jerárquicos. Ese gremio, al igual que el de Petroleros Privados, conducido por Guillermo Pereyra, designará representantes en las negociaciones de las que participan las operadoras, empresas de servicios y funcionarios nacionales y provinciales.

"Seguimos en la lucha, nunca hemos abandonado", señaló Arévalo.

Prudencia

Los gremialistas son prudentes por dos cuestiones: porque el acuerdo aún no fue rubricado y porque todos los pactos anteriores que se firmaron desde fines del año pasado, fueron incumplidos por las empresas.

La discusión de fondo pasa por los aumentos de los precios del gas en boca de pozo, que permitirían, además de incrementar los ingresos por regalías de la Provincia, que se reactive el sector.

Desde la frustrada reunión de los gobernadores de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, del martes pasado, se realizan negociaciones en las que se estudia cómo incrementar los precios y su traslado hacia las tarifas de los usuarios. El sector más sensible es el residencial, que paga los valores más bajos. El último incremento que aplicó la Nación provocó una explosión de amparos judiciales.

Comentá la nota